Reverendo Padre Fabián A. Barrera, c.m.

DESTACADOS

DESTACADOS: Cuando celebramos la Misa, nosotros no hacemos una representación de la Última Cena: no, no es una representación. Es otra cosa: es precisamente la Última Cena. Es vivir otra vez la Pasión y la muerte redentora del Señor. La Misa no se "escucha", se participa, y se participa en esta teofanía, en este misterio de la presencia del Señor entre nosotros". SIGUE AQUI

Buscaron a Dios

buscar

vía email

Ingrese su correo electónico:

Delivered by FeedBurner

Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

31/10/2014

El Papa a los carismáticos: "Busquen la unidad sin temer la diversidad"

Ciudad del Vaticano (AICA): ¨La unidad no es uniformidad, no es hacer todo juntos obligatoriamente... ni tampoco perder la identidad. Unidad en la diversidad es precisamente lo contrario; es reconocer y aceptar con alegría los diferentes dones que el Espíritu Santo da a cada uno y ponerlos al servicio de todos en la Iglesia. Es saber escuchar, aceptar las diferencias, tener la libertad de pensar de forma diversa y manifestarlo. Con todo el respeto por el otro, que es mi hermano. ¡No tengan miedo de las diferencias!¨, les pidió el papa Francisco a los miembros de la Fraternidad Católica de las Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza, que celebra en estos días su congreso dedicado al tema ¨Alabanza y adoración para una nueva evangelización¨.


"Busquen la unidad que es obra del Espíritu Santo y no teman a la diversidad", dijo el papa Francisco al saludar esta mañana en el Aula Pablo VI a un millar de miembros de la Catholic Fraternity of Charismatic Covenant Communities and Fellowship (Fraternidad Católica de las Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza) que celebra en estos días su congreso dedicado al tema "Alabanza y adoración para una nueva evangelización".

''La unidad no es uniformidad, no es hacer todo juntos obligatoriamente... ni tampoco perder la identidad. Unidad en la diversidad es precisamente lo contrario; es reconocer y aceptar con alegría los diferentes dones que el Espíritu Santo da a cada uno y ponerlos al servicio de todos en la Iglesia. Es saber escuchar, aceptar las diferencias, tener la libertad de pensar de forma diversa y manifestarlo. Con todo el respeto por el otro, que es mi hermano. ¡No tengan miedo de las diferencias!'', les pidió.


Al referirse al folleto en el que figuran los nombres de las comunidades de la Fraternidad y que abre con la frase: ''Compartir con todos en la Iglesia el Bautismo en el Espíritu Santo'', el Papa destacó que la Iglesia y todos los cristianos necesitan abrir su corazón a la acción santificadora del Espíritu que se revela en Cristo y nos lleva al encuentro personal con él. “¿Vivís esta experiencia? -interpeló- ¡Compártanla! Y para compartirla hay que vivirla y ser testigos de ella”.

“La alabanza es la inspiración que nos da la vida, porque es la intimidad con Dios que cada día crece con la alabanza”, agregó Francisco explicando el ''funcionamiento'' de la vida espiritual con el ejemplo de la respiración humana.

“La respiración -afirmó- tiene dos fases: inhalar, o sea meter el aire dentro y exhalar, esto es, dejarlo salir. La vida espiritual se alimenta, se nutre con la oración, y se manifiesta en la misión: inhalación, la oración, y exhalación. Cuando respiramos, en la oración, recibimos el aire fresco del Espíritu y al exhalarlo proclamamos a Jesucristo suscitado por el mismo Espíritu”.

“Nadie puede vivir sin respirar. Lo mismo sucede con el cristiano: sin alabanza y sin la misión no vive como un cristiano”. Y con la alabanza, la adoración. Se habla poco de adorar. ¿Qué hacemos al rezar? Pedimos cosas a Dios, damos gracias... Pero la adoración, adorar a Dios. Esto forma parte de la respiración: la alabanza y la adoración”, sostuvo.

El Papa subrayó después que fue la Renovación Carismática quien recordó a la Iglesia la necesidad y la importancia de la oración en la alabanza que es “el reconocimiento de la soberanía de Dios sobre nosotros y sobre toda la creación expresado en la danza, la música y el canto. La oración de alabanza nos hace fecundos. Sara se puso a bailar cuando supo que era fecunda ¡a los noventa años! La fecundidad alaba al Señor... Y junto con la oración de alabanza, la de intercesión que hoy es un grito al Padre por nuestros hermanos cristianos perseguidos y asesinados, y por la paz en nuestro mundo, trastornado”.

“La Renovación Carismática es, por su naturaleza ecuménica”, destacó citando a continuación las palabras del beato Pablo VI: “La fuerza de la evangelización quedará muy debilitada si los que anuncian el Evangelio están divididos entre sí por todo tipo de rupturas... El Testamento espiritual del Señor nos dice que la unidad entre sus seguidores no es sólo una prueba de que somos suyos, sino también de que él es el enviado del Padre, criterio de la credibilidad de los cristianos y del mismo Cristo. Sí, la suerte de la evangelización está ciertamente vinculada al testimonio de unidad dado por la Iglesia”.

Por último, Francisco indicó que el ecumenismo espiritual es ''orar juntos y proclamar juntos que Jesús es el Señor e intervenir juntos para ayudar a los pobres, en todas sus pobrezas. Hay que hacer esto y no olvidar que hoy en día la sangre de Jesús, derramada por muchos de sus mártires cristianos en diversas partes del mundo, nos desafía y nos empuja a la unidad. Para los perseguidores, no estamos divididos; no somos luteranos, ortodoxos, evangélicos, católicos. ¡No! Somos uno. Para los perseguidores somos cristianos. No interesa nada más. ¡Este es el ecumenismo de la sangre que vivimos hoy!”.+

Nota seleccionada para el  blog del Padre Fabián Barrera
Sigue aquí...

30/10/2014

El pecado trampolín para la santidad

El pecado trampolín para la santidad: Un pecado nos apena porque ofendimos a Dios, porque pisoteamos nuestra conciencia, porque dañamos a otros.
Autor: P. Fernando Pascual LC

Un pecado nos apena. Porque ofendimos a Dios, porque pisoteamos nuestra conciencia, porque dañamos a otros (aunque no nos demos cuenta), porque herimos a la Iglesia.

Desde esa pena, si tenemos confianza y nos abrimos a la gracia divina, surge el arrepentimiento. Llega la hora de pedir perdón. Entonces acudiremos al sacramento de la confesión, y tomaremos un generoso propósito de enmienda.

Pero a veces el pecado deja en nuestras almas la idea de que ya no podemos ser santos. Quizá habíamos trabajado por un tiempo para evitar un pecado, para extirpar una mala tendencia y para ser más buenos. Un momento de rabia, un pacto con el placer, una ambición que nos impidió ayudar a un pobre, y un nuevo pecado apareció en nuestras vidas: ¡otra vez caímos!


Se insinúa en nuestro interior una voz engañosa: la santidad no es para ti, no vas a poder, el mal siempre acaba por imponerse en tu alma, eres demasiado frágil...

Esa voz puede surgir desde el orgullo herido: pensábamos que aquel defecto ya estaba superado, y de repente renace con una fuerza que confunde y entristece. O puede surgir desde el demonio, experto en desalentar y mentir, hasta el punto de insinuar que ni siquiera Dios puede perdonarnos.

Necesitamos romper con ese orgullo destructor y cerrar los oídos a la voz del diablo. Porque para el cristiano el pecado no es nunca algo irremediable. Existe la gracia, existe la misericordia, existe un Dios Padre que envió a su Hijo y derramó el Espíritu Santo.

Entonces es posible algo maravilloso: ese pecado que para muchos parece un obstáculo para la santidad se convierte en un medio que nos conduce a ella. ¿Cómo? Porque nos hace humildes, nos acerca a Dios, nos permite acoger su misericordia.

Se hace realidad aquella maravillosa idea que expresó san Pablo desde la experiencia de su propia vida: "donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia" (Rm 5,20). O lo que dijo en otro de sus textos: "cuando estoy débil, entonces es cuando soy fuerte" (2Co 12,10).

De esta manera, el pecado se convierte en un auténtico trampolín para la santidad. No porque sea un medio para mejorar (nunca hemos de escoger el pecado en sí mismo), sino porque Dios es tan bueno que se vuelca con un cariño inmenso sobre el pecador arrepentido.

He pecado, lo confieso con pena. Acudo a Dios, acojo su perdón, me dejo guiar por su gracia. Entonces se produce el milagro: brilla la esperanza, la santidad está más cerca, y hay banquete de fiesta en el Reino de los cielos...
Sigue aquí...

29/10/2014

Papa Francisco: El Big-Bang no contradice la idea de Creación

Ciudad del Vaticano (AICA): El papa Francisco visitó, esta mañana, la Casina Pío IV en el Vaticano, en ocasión de la Asamblea Plenaria de la Academia Pontificia de las Ciencias y la inauguración de un busto en honor a Benedicto XVI al que definió como un gran Papa. “Grande por la fuerza y la penetración de su inteligencia, grande por su importante contribución a la teología, a su gran amor por la Iglesia y los seres humanos, grande por su virtud y religiosidad”. En su discurso el Pontífice se refirió al tema que actualmente trata la Academia: “La evolución del concepto de naturaleza”. El Pontífice señaló “que Dios y Cristo caminan con nosotros, y están presentes también en la naturaleza”.

El papa Francisco visitó, esta mañana, la Casina Pío IV en el Vaticano, en ocasión de la Asamblea Plenaria de la Academia Pontificia de las Ciencias y la inauguración de un busto en honor a Benedicto XVI al que definió como un gran Papa.

“Grande por la fuerza y la penetración de su inteligencia, grande por su importante contribución a la teología, a su gran amor por la Iglesia y los seres humanos, grande por su virtud y religiosidad”.

Asimismo el Papa recordó que Benedicto XVI fue el primero en invitar a un presidente de esta Academia a participar del Sínodo sobre la nueva evangelización “consciente de la importancia de la ciencia en la cultura moderna”.

Sobre el complejo tema que actualmente trata la Academia: “La evolución del concepto de naturaleza”, el papa Francisco añadió que “que Dios y Cristo caminan con nosotros, y están presentes también en la naturaleza”.


“Cuando leemos en el Génesis el relato de la creación,-dijo- creemos imaginar que Dios es un mago, que con una varita mágica hizo todas las cosas. Pero no es así. Él creó a los seres y los dejó desarrollarse según las leyes internas que dio a cada uno, para que alcanzasen su propio desarrollo. Dio la autonomía a los seres del universo al mismo tiempo que les aseguraba su continua presencia, dando el ser a toda realidad. Y así la creación prosiguió su marcha por siglos y siglos, milenios y milenios hasta que se convirtió en lo que hoy conocemos; exactamente porque Dios no es un mago sino el Creador que da el ser a todas las cosas.

El inicio del mundo no es obra del caos que debe a otro su origen, sino que se deriva directamente de un Principio supremo que crea por amor. El Big-Bang, que hoy se sitúa en el origen del mundo, no contradice la intervención de un creador divino, al contrario, la requiere. La evolución de la naturaleza no contrasta con la noción de creación, porque la evolución presupone la creación de los seres que evolucionan”.

“En cuanto al ser humano, -continuó-, hay un cambio y una novedad. Cuando, en el sexto día de la historia del Génesis, llega la creación del hombre, Dios da al ser humano otra autonomía, una autonomía diferente a la de la naturaleza, que es la libertad. Y dice al hombre que ponga nombre a todas las cosas y siga hacia delante en el curso de la historia.

Lo hace responsable de la creación, para que domine la creación, para que la desarrolle y así hasta el final de los tiempos. Por eso al científico, y sobre todo al científico cristiano corresponde la actitud de interrogarse sobre el futuro de la humanidad y de la tierra y, como ser libre y responsable, de contribuir a prepararlo, a defenderlo, y a eliminar los riesgos del medio ambiente, sean naturales o humanos.

Pero, al mismo tiempo, el científico debe estar movido por la confianza en que la naturaleza esconda, en sus mecanismos evolutivos, potenciales que toca a la inteligencia y a la libertad descubrir y poner en práctica para llegar al desarrollo que está en el diseño del Creador. Entonces, por muy limitada que sea, la acción del hombre participa de la potencia de Dios y es capaz de construir un mundo apropiado para su doble vida corporal y espiritual; construir un mundo humano para todos los seres humanos y no para un grupo o clase de personas privilegiadas.

“Esta esperanza y confianza en Dios, autor de la naturaleza, y en la capacidad del espíritu humano -concluyó- pueden proporcionar al investigador una nueva energía y una serenidad profunda. Pero también es cierto que la acción del hombre, cuando su libertad se convierte en autonomía -que no es libertad, sino autonomía- destruye la creación y el hombre usurpa el lugar del Creador. Y este es el gran pecado contra Dios Creador”.+

Nota seleccionada para el  blog del Padre Fabián Barrera
Sigue aquí...

27/10/2014

¿Qué decía Jesús de sí mismo?

¿Qué decía Jesús de sí mismo?: Jesús quiere ser conocido por su mensaje, como mensajero del Reino. Así estará para siempre dentro de nuestro corazón.
Autor: José Luis Martín Descalzo

¿Qué decía Jesús de sí mismo? ¿Qué conciencia tenía de su personalidad? ¿Cómo se definió con sus palabras y con su modo de vivir y de obrar? En rigor sólo él podía dar la explicación clara y definitiva a la gran pregunta de quién era Jesús.

El mensajero del Reino

Jesús no parece tener gran interés en explicarnos quién es. Su predicación no se centra en la revelación acerca de su propia persona, sino en el anuncio de la buena nueva de la proximidad del reino de Dios. En ningún momento tuvo -como otros taumaturgos- la angustia de explicarse a si mismo y de demostrar quién era. Si algo dice y si algo demuestra, será sobre la marcha, con la más soberana naturalidad, como si en realidad no necesitase demostrar nada.


¿Por qué no se preocupó Jesús de darnos por anticipado respuesta a las preguntas que nosotros juzgamos hoy importantes? ¿Por qué no nos dejó unos profundos razonamientos sobre la Trinidad, la encarnación, la infalibilidad pontificia, la colegialidad de los obispos o muchas otras importantes cuestiones teológicas? Las cosas nos hubieran resultado así mucho más fáciles, o al menos así lo creemos nosotros.

Pero a Jesús no parece preocuparle el facilitar las cosas, casi se diría que, por el contrario, ama el dejarlas claras a medias. Quizá porque la adhesión que él pide no es la misma que damos al matemático que demuestra que dos y dos son cuatro; quizá porque pide un amor y una fe que cuentan con unas bases racionales, pero en ningún modo son la simple consecuencia de un simple silogismo. Jesús enfrenta a los hombres con su persona y se siente tan seguro de si mismo que parece molestarle el hecho de tener que ofrecer, además, signos probatorios. Y esto desde el primer momento en que llama a los primeros apóstoles. Este no centrar su predicación en su persona y el no esforzarse especialmente en mostrar su poder son ya dos datos absolutamente nuevos en el mundo de los grandes líderes de la humanidad.

Sin embargo, al exponer su mensaje, Jesús hablará inevitablemente de si mismo, especialmente cuando tanta relación pone entre la entrada en el Reino y la adhesión a él. Pero, aun cuando hable de sí mismo, lo hará no como una autodefinición personalista, sino como algo que forma parte -y la sustancial- de su mensaje del reino de Dios que llega, que ya ha llegado.

Jesús quiere ser conocido por su mensaje, como mensajero del Reino. Así estará para siempre dentro de nuestro corazón.
Sigue aquí...

24/10/2014

400 Respuestas a preguntas que usted puede hacer sobre la doctrina católica (20)

400 Respuestas a preguntas que usted puede hacer sobre la doctrina católica (20): Un homenaje a la memoria de un firme apologista, sus 400 respuestas a preguntas que usted puede hacerse sobre la doctrina católica, presentado en breves publicaciones semanales. (Preguntas 155-162) // Autor: P. Jorge Loring S.J. | Fuente: Catholic.net // Editorial Spiritus Media

155. ORIGEN DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Hola Padre: ¿Cómo está? Mire, yo quiero que, por favor, me dé un consejo. Hace unos años que mi hermano de padre y madre se juntó con los Testigos de Jehová. Y ahora por medio del Internet no me deja en paz. Habla mal de La Santa Madre Iglesia Católica y de sus enseñanzas, que para mí son lindísimas. A mí él no me perturba, ni me confunde; pero yo quiero, y toda mi familia, que él vuelva a la Luz que es Jesucristo Nuestro Señor. Pero yo ya no sé cómo hablarle. Me ha tratado de ignorante, y mucho más. ¿Qué puedo hacer? ¿O ya no se puede hacer nada? Por favor contésteme. Su admiradora por su lindo libro y por su amor a Dios y al prójimo.


Lamento mucho que tu hermano se haya dejado engañar de los Testigos de Jehová. Si él es sincero en buscar la verdad, y no tiene intereses personales en seguir con ellos, debería bastarle el que le digas que los Testigos de Jehová fueron fundados por Russell el siglo pasado, mientras que la Iglesia Católica la fundó Cristo en San Pedro hace dos mil años. Y el Papa de Roma es hoy, en el mundo, el único legítimo sucesor de San Pedro. Tenemos la lista de todos los Papas desde San Pedro hasta Francisco. Pero sobre todo debes rezar para que Dios le ayude a ver, porque nadie se convence de lo que no quiere convencerse.

156. BAUTISMO DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Me ha llamado la atención el bautismo multitudinario que han organizado los Testigos de Jehová en un estadio. Primero por lo complicado que es el bautismo de inmersión. Pero sobre todo, porque la fórmula que emplean no es la que dijo Jesucristo. ¿Puede valer ese bautismo?

Su pregunta tiene dos partes: el bautismo de inmersión es válido, y la Iglesia Católica lo ha empleado alguna vez. Pero por las complicaciones que tiene, desde el principio se empezó a usar el de ablución, derramando agua sobre la cabeza. Dice San Lucas en los Hechos de los Apóstoles (2:41) que San Pedro un día bautizó a tres mil. Seguro que no fue por inmersión. Lo mismo que cuando San Pablo bautizó al carcelero en la cárcel: difícilmente lo pudo hacer por inmersión.

Lo que es gravísimo que cambien la fórmula que dijo Jesucristo, pues eso hace que su bautismo sea inválido. Pero como ellos no creen en la Santísima Trinidad, por eso no dicen: "En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo", que es lo correcto. Lo curioso es que muchos de los que se hacen bautizar con el bautismo inválido de los Testigos de Jehová ya estaban bautizados con bautismo válido de la Iglesia Católica. Aunque el pecado de apostasía por haber dejado la verdadera Iglesia de Cristo por una secta fundada el siglo pasado, no invalida el bautismo que recibieron. Quizás algún día se arrepientan de lo que hicieron por ignorancia. Debemos pedir a Dios que los ilumine.

157. BIBLIA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

El otro día estuvieron en mi casa unos Testigos de Jehová y me dijeron unas cosas que no he sabido responder: que las palabras de Cristo en la última cena son simbólicas, que Cristo prohibió llamar padre a nadie, (y nosotros llamamos así a los sacerdotes), y que Cristo no murió en la cruz, sino en un madero pues así lo dicen los Hechos de los Apóstoles. ¿Podría usted aclararme estas tres cosas?

En primer lugar he de decirle que hizo usted mal en aceptar en su casa a los Testigos de Jehová. Si alguien va a robarle las joyas, ¿le acepta tranquilamente? Pues la fe vale más que las joyas, y los Testigos de Jehová, con sus mentiras y falacias, van a quitarle la fe.

Paso a las tres respuestas:

1. Los Testigos de Jehová tienen una Biblia falsaria donde han cambiado el texto original. Cristo en la Última Cena dijo: "Esto es mi cuerpo", y ellos ponen: "Esto simboliza mi cuerpo". Lo cual es falsear las palabras de Cristo. La bandera simboliza la patria, pero no es la patria.

2. Los Testigos de Jehová cambian el sentido de algunas palabras de Cristo. Cristo no prohibió llamar padre a nadie. Lo que Cristo censuraba era la vanidad de los fariseos. San Pablo que evidentemente conocía muy bien el sentido de las palabras de Cristo llamaba hijo a Tito (1:4) y a Timoteo (2a, 1:2), y se llamaba a sí mismo padre de los corintios (1a, 4:15).

3. Los Testigos de Jehová quieren desterrar el crucifijo como símbolo de los católicos. Por eso aluden al texto de Hechos de los Apóstoles (5:30) en que dice que Cristo fue colgado de un madero. Pero en los Evangelios se dice repetidamente que Cristo murió en una cruz. En este texto de los Hechos San Lucas da a la palabra "madero" un sentido distinto del que tiene estrictamente. Como cuando uno dice: "mañana voy a coger el volante para ir a...". Lo que quiere decir es que va a coger el coche. Por todas las falacias con las que los Testigos de Jehová engañan a la gente es por lo que digo que es una imprudencia hablar con ellos.

158. CÓMO AYUDAR A LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Querido P. Loring: Tengo mucho interés en ayudar a un testigo de Jehová, que era católico y se ha dejado engañar por ellos. ¿Qué podría hacer?

Convencer a un Testigo de Jehová es muy difícil porque son fanáticos. Los amaestran para que nunca se dejen convencer, y cuando se ven acorralados en un tema saltan a otro. Si se trata de un amigo o pariente, lo mejor es orar por él para que Dios le ilumine. También darle mi libro Para salvarte. Me consta de once Testigos de Jehová que han vuelto a la Iglesia Católica después de leer mi libro Para salvarte.

Sobre la falsedad de su religión se les podría decir que ellos nacieron en 1879 cuando los fundó Carlos Russell. Antes de Russell no había Testigos de Jehová. Sería ridículo pensar que el Evangelio ha permanecido oculto 1900 años. Habría fallado la promesa de Cristo (Mt.28:20): "Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo".

Sobre la falsedad de su Biblia se les podría decir que todos los especialistas en Biblia del mundo, tanto católicos como protestantes, consideran falsaria la traducción de la Biblia que han hecho los Testigos de Jehová, porque cambian el texto original, para acomodarlo a sus ideas.

Pero, como te digo, lo más importante es orar por ellos, pues son muy difíciles de convencer. Siempre a tu disposición.

159. EL NOMBRE DE JEHOVÁ

Reverendo padre: Han venido a mi casa los Testigos de Jehová y me gustaría saber ¿qué es eso de Jehová?

El nombre de Dios en hebreo es Yahwé. Pero los hebreos escribían sin vocales, y para pronunciarlo ponían la vocales de Adonai = El Señor: a, o, ai. Como "ai" sonaba "e", las vocales eran a, o, e.

Los judíos escribían de derecha a izquierda: e, o, a. De ahí Jehová.


160. LA VERDAD

Saludos. A ver, a ver. Si se bautiza a un niño, es simbólico, yo fui bautizado y ahora soy libre pensador, no pasa nada. Evangelizar es exponer la verdad, ¿cuál verdad? La católica por supuesto dices tú, ¿y la verdad musulmana, y la verdad budista, y la verdad luterana, y la verdad atea? ¿Cuál de todas estas verdades es verdad y por qué? El Concilio Vaticano es y pertenece a la religión católica así que lógicamente tenemos que ésa es su verdad, así encontramos que la religión luterana como ejemplo avale la verdad católica. ¿Credibilidad católica es creer que Noé capturó animales de todas las especies, macho y hembra, en un solo barco? Imagínate ese barco sin comida, con excremento y animales hambrientos, un caos, como fábula. Prefiero a Esopo.

Las religiones dividen, lo estamos viendo y viviendo y la mayor parte de las guerras son por eso, por religiones. Saludos.

¿Para qué quieres la cabeza? La verdad es una. El error es múltiple. 2x2=4 es verdad. 2x2=5, 2x2=6; 2x2=7, etc es erróneo.

Lo mismo en la religión. La única religión verdadera es la que ha revelado Jesucristo. Todas las demás son falsas. Eso de que todas son verdaderas es absurdo, pues son contradictorias, y dos cosas contradictorias no pueden ser verdad al mismo tiempo. Si yo digo que Cervantes nació en España y tú dices que nació en Inglaterra no podemos tenar razón los dos al mismo tiempo.

Si quieres informarte de la única religión verdadera te recomiendo mi libro Para Salvarte.

161. LA VERDADERA IGLESIA

Estaba leyendo acerca de las sectas y quisiera saber más información de la Iglesia llamada "Apostólica de la Fe en Cristo Jesús". ¿Por quién fue fundada y en que año?

Nunca he oído hablar de esa secta, pero hay varios miles de ellas por el mundo. Lo importante es estar en la verdadera Iglesia de Cristo.

NOTA DE CATHOLIC.NET: Si te interesa conocer sobre la citada secta te dejamos aquí un enlace: http://www.es.catholic.net/sectasapologeticayconversos/243/1456/articulo.php?id=53467

162. AMALGAMA DE RELIGIONES

Padre, tengo una amiga que está en la Academia de la Ciencia Futura, fundada por el Dr. J. Hurtak. Al parecer ellos toman lo mejor de cada religión y lo mezclan con la ciencia. Ellos no están en contra de nadie, pero dicen que a todas las religiones les falta algo..., que falta complementarlas, y que la verdad sólo se puede alcanzar así.

Hay cosas que suenan muy bien, pero que pueden encerrar una equivocación.

Por ejemplo: "Escoger lo mejor de cada elemento para lograr un mejor resultado". Esto puede ser verdad si se trata de escoger los ingredientes de un menú. Pero en otras materias no es posible, si los ingredientes son contradictorios entre sí. Es lo que pasa en las religiones. Las diversas religiones afirman cosas contradictorias. Hacer un conglomerado de ellas es una monstruosidad.

Cuando se busca la verdad no se trata de buscar el término medio entre varias afirmaciones, sino optar por la que tenga más garantías.

Como eres mexicano, te pongo este ejemplo: si uno dice que la capital de México está en el Distrito Federal y otro dice que está en Tijuana, la verdad no es decir que está en Durango porque está equidistante de ambos sitios.

Estas amalgamas de religiones como la de Hurtak, Nueva Era, etc., son auténticos engendros. Por eso yo le diría a tu amiga que se aparte de esa Academia engañosa, y estudie la religión católica, y se convencerá de que es la única religión verdadera.


Sigue aquí...

22/10/2014

El Papa exhortó a vivir como cuerpo de Cristo, edificado en la comunión y en el amor

Ciudad del Vaticano (AICA): Continuando con sus catequesis sobre la Iglesia, el papa Francisco reflexionó esta mañana, durante la audiencia general sobre la Iglesia como cuerpo de Cristo. Ante una plaza de San Pedro colmada de fieles llegados de todas las partes del mundo el Santo Padre expresó que “la Iglesia es una obra maestra del Espíritu Santo que, infundiendo en cada uno de nosotros la vida nueva del Señor Resucitado, nos congrega en la unidad, hasta el punto de convertirnos en un solo Cuerpo, edificado sobre la comunión del amor.

Continuando con sus catequesis sobre la Iglesia, el papa Francisco reflexionó esta mañana, durante la audiencia general sobre la Iglesia como cuerpo de Cristo.

Ante una plaza de San Pedro colmada de fieles llegados de todas las partes del mundo el Santo Padre expresó que “la Iglesia es una obra maestra del Espíritu Santo que, infundiendo en cada uno de nosotros la vida nueva del Señor Resucitado, nos congrega en la unidad, hasta el punto de convertirnos en un solo Cuerpo, edificado sobre la comunión del amor.

Francisco, como ya es habitual en la cita de todos los miércoles, recorrió en el jeep descubierto, durante media hora, los pasillos de la plaza, para saludar de cerca a los presentes y dar su bendición a los niños que le acercaban. Del mismo modo, saludó a los enfermos y a un grupo venido de Francia que trabaja por la integración de los sin-techo. Uno de ellos colocó a Francisco un sombrero de paja.

Antes de salir a la plaza, el Papa recibió al equipo de fútbol Bayer Munich, aprovechando su visita a la capital italiana por el partido que disputó ayer en el Olímpico, en el que goleó al equipo de la Roma.

Finalmente saludó a los peregrinos "venidos de España, México, Panamá, Costa Rica, la Argentina, Perú, Chile y otros países latinoamericanos". Queridos hermanos, pidió, "invoquemos también nosotros al Espíritu Santo para que su gracia y la abundancia de sus dones nos ayuden a vivir de verdad como Cuerpo de Cristo y como signo visible y hermoso de su amor ".


Texto de la catequesis del Papa
Queridos hermanos y hermanas, buenos días.
Cuando se quiere evidenciar cómo los elementos que componente una realidad están estrechamente unidos el uno al otro y formen una sola cosa, se usa a menudo la imagen del cuerpo. A partir del apóstol Pablo, esta expresión ha sido aplicada a la Iglesia y fue reconocida como su rasgo distintivo más profundo y más bello. Hoy, entonces, queremos preguntarnos: ¿en qué sentido la Iglesia forma un cuerpo? ¿Y por qué es definida 'cuerpo de Cristo'?

En el libro de Ezequiel se describe una visión un poco particular, impresionante, pero capaz de infundir confianza y esperanza en nuestros corazones. Dios muestra al profeta una extensión llena de huesos, separados los unos de los otros y resecos. Un escenario desolador imaginarse toda una llanura llena de huesos. Dios le pide invocar sobre ellos el Espíritu. Y en ese momento los huesos se mueven, comienzan a acercarse y a unirse, sobre ellos crecen primero los nervios y después la carne y se forma así un cuerpo, completo y lleno de vida.

¡Esta es la Iglesia! Pido, hoy que en casa lean la Biblia, el capítulo 37 del profeta Ezequiel, sin olvidarse de leer esto. Es precioso. Es una obra maestra, la obra maestra del Espíritu, el cual infunde en cada uno la vida nueva del Resucitado y nos pone uno junto al otro, uno al servicio y apoyando al otro, haciendo así de todos nosotros un solo cuerpo, edificado en la comunión y en el amor.

Sin embargo, la Iglesia no es solamente un cuerpo edificado en el Espíritu. ¡La Iglesia es el cuerpo de Cristo! Es extraño pero es así. Y no se trata sencillamente de una forma de hablar: ¡lo somos realmente! ¡Es el gran don que hemos recibido el día de nuestro Bautismo! En el sacramento del Bautismo, de hecho, Cristo nos hace suyos, acogiéndonos en el corazón del misterio de la cruz, el misterio supremo de su amor por nosotros, para hacernos después resurgir con Él, como nuevas criaturas. Así nace la Iglesia, y ¡así la Iglesia se reconoce cuerpo de Cristo! El Bautismo constituye un verdadero renacimiento, que nos regenera en Cristo, nos hace parte de Él, y nos une íntimamente entre nosotros, como miembros del mismo cuerpo, del cual Él es la cabeza.

La que surge entonces es una profunda comunión de amor. En este sentido, es iluminador como Pablo, exhortando a los mártires a "amar a las mujeres como al propio cuerpo", afirme: "Como también Cristo hace con la Iglesia, ya que somos miembros de su cuerpo". Qué bonito si recordáramos más a menudo lo que somos, lo que hizo con nosotros el Señor Jesús. Somos su cuerpo, ese cuerpo que nada ni nadie puede arrancar de Él, y Él recubre con toda su pasión y su amor, precisamente como un esposo a su esposa.

Este pensamiento, sin embargo, debe hacer resurgir en nosotros el deseo de corresponder al Señor y de compartir su amor entre nosotros, como miembros vivos de su mismo cuerpo. En el tiempo de Pablo, la comunidad de Corinto encontraba muchos dificultades en este sentido, viviendo, como a menudo también nosotros, la experiencia de las divisiones, de las envidias, de las incomprensiones y de las marginaciones.

Todas estas cosas no van bien, porque en vez de edificar y hacer crecer la Iglesia como cuerpo de Cristo, la fracturan en muchas partes, la desmiembran. Y esto también sucede en nuestros días. Pensemos en las comunidades cristianas, en algunas parroquias, en nuestros barrios, ¡cuántas divisiones, cuántas envidas, cuánto se habla mal, cuánta incomprensión y marginación! Y esto ¿qué hace? Nos desmiembra entre nosotros. Es el inicio de la guerra. Las guerras no comienzan en el campo de batalla. Las guerras comienzan en el corazón, con estas incomprensiones, divisiones, envidias, con esta lucha entre los otros. Y esta comunidad de Corintio era así. Eran campeones de esto.

El apóstol dio a los Corintos algunos consejos concretos que valen también para nosotros. No ser celosos, sino apreciar en nuestras comunidades los dones y las cualidades de nuestros hermanos. Pero los celos, 'mirá, ese se compró un auto' y yo siento aquí los celos. 'Este ganó la lotería' y los celos. 'A este le va bien con esto' y otros celos. Esto desmiembra, hace mal, no se debe hacer. Porque los celos crecen, crecen y llenan el corazón. Y un corazón celoso, es un corazón ácido, un corazón que en vez de sangre parece que tiene vinagre, un corazón que nunca es feliz, un corazón que desmiembra la comunidad.

Pero ¿qué debo hacer? Apreciar en nuestras comunidades los dones y cualidades de los otros, de nuestros hermanos. Pero cuando me vienen los celos, que nos vienen a todos, todos, todos somos pecadores, cuando me vienen los celos decir: 'Gracias Señor porque le diste esto a esa persona'

Apreciar las cualidades y contra las divisiones hacerse cercanos y participar en los sufrimientos de los últimos y de los más necesitados; expresar la propia gratitud a todos. Decir gracias, es un corazón bueno, un corazón noble, un corazón que está contento porque sabe decir gracias. Y pregunto, todos nosotros, ¿sabemos decir siempre gracias? No siempre, porque las envidias, los celos, nos frenan un poco.

Y, por último, este es el consejo que el apóstol Pablo da a los corintios y también debemos darnos nosotros unos a otros: no considerar a nadie superior a los otros. ¿Cuánta gente se siente superior a los otros? También nosotros decimos muchas veces como ese fariseo de la parábola, 'te doy gracias Señor porque no soy como ese, soy superior'. Pero esto es feo, no hacerlo nunca. Y cuando te viene esto, acuérdate de tus pecados, de esos que nadie conoce. Vergüenza delante de Dios y decir 'Señor tu sabes quien es superior, yo cierro la boca'. Y esto hace bien.

Y siempre en la caridad considerarse miembros los unos de los otros, que viven y se donan en beneficio de todos.

Queridos hermanos y hermanas, como el profeta Ezequiel y como el apóstol Pablo, invocamos también nosotros al Espíritu Santo, para que su gracia y la abundancia de sus dones nos ayuden a vivir realmente como cuerpo de Cristo, unidos, como familia, una familia que es el Cuerpo de Cristo y como signo visible y bello de su amor.+
Sigue aquí...

21/10/2014

Católicos desorientados

Católicos desorientados: Un católico pierde el norte de su vida cuando sucumbe al materialismo, cuando se deja atrapar por las modas // Autor: P. Fernando Pascual LC

Un católico pierde el norte de su vida cuando sucumbe al materialismo, cuando se deja atrapar por las modas, cuando mendiga fuera de su propia Iglesia lo que encontraría en ella con mejor formación y con una auténtica vida de sacramentos.

Lo que acabamos de describir ocurre con más frecuencia de lo que imaginamos. Hay bautizados que casi no leen el Evangelio, pero que consultan los horóscopos. O que no van a misa cada semana, pero acuden a centros y cursos de técnicas confusas, incluso esotéricas y claramente contrarias a la fe. O que no saben distinguir entre un pecado mortal y un pecado venial, pero repiten mantras o aprenden posturas para "relajarse" que vienen de un Oriente muchas veces ajeno al cristianismo.

Hay católicos así, desorientados, porque falta fe, porque no hay una opción decidida por Cristo y por sus enseñanzas, porque no se confía en la Providencia del Padre, porque se vive según las impresiones del momento o según los consejos de los amigos.


Frente a tanta confusión, hace falta promover un serio estudio de la fe. Aprender a leer la Biblia, estudiar el Catecismo de la Iglesia católica, conocer los concilios que van desde Nicea hasta el Vaticano II: son requisitos para empezar a vivir, de verdad, como hijos de la Iglesia.

Además, hay que acercarse a los Santos Padres y a tantos santos y santas que a lo largo de los siglos han presentado caminos de espiritualidad muy hermosos, porque nacen directamente del Evangelio. Nombres como san Agustín, san Atanasio, san Doroteo de Gaza, san Bernardo, santo Tomás de Aquino, santa Teresa de Jesús, san Ignacio de Loyola, san Juan de Ávila, san Pedro de Alcántara, san Francisco de Sales, deberían convertirse en compañeros cercanos y en alimento para nuestras almas.

Desde una vida de oración sencilla y auténtica, con el compromiso sincero de vivir para Dios y para los hermanos, será posible superar tantas desorientaciones que amenazan nuestra fe. Entonces llegaremos a ser auténticos discípulos de quien dio su Cuerpo y su Sangre para salvarnos del pecado y hacernos hijos del mismo Padre.
Sigue aquí...

18/10/2014

¿Hace cuánto que no le cantas a María?

Porque necesitamos la paz de su mirada, el calor de su compañía, la ternura de su afecto, la alegría de su sí al Padre. // Autor: P. Fernando Pascual

Cantar a María es una manera íntima, humana, muy nuestra, de cantar a Dios. Es reconocer que la Redención ha sido completa en nuestra Madre. Es celebrar que Ella, en cierto modo, nos representa ante el Dios amante de la vida, redentor del hombre y de la historia.

Cantar a María es mirar al mundo con ojos distintos. Porque la santidad divina purificó completamente una existencia humana. Porque el sí de la creatura fue genuino y alegre. Porque el Amor encontró en una joven de Nazaret su morada. Porque no faltó el vino en Caná y empezaron, para todo el mundo, las bodas del Cordero.

Cantar a María es reconocer la grandeza de Dios. Porque mira al humilde, porque acoge al débil, porque rechaza al soberbio, porque salva al pecador arrepentido. Porque quiso ser Niño, porque quiso tener Madre humana, porque empezó a ser Hermano nuestro. Porque tuvo necesidad de alguien que sufriese, como Mujer, como Mediadora, al lado de la cruz.

Cantar a María es aprender a ser como niños. Porque necesitamos la paz de su mirada, el calor de su compañía, la ternura de su afecto, la alegría de su sí al Padre. Porque queremos ser creyentes como Ella, porque necesitamos fiarnos de Dios, porque no nos resulta fácil caminar en las tinieblas, porque necesitamos ayuda para escuchar la voz del Espíritu.

Cantar a María es parte de nuestro caminar cristiano. No hay Hijo del Hombre sin la Madre. Jesús la quiso, y, en Ella, nos quiso a todos. También a quien lucha contra el egoísmo, a quien siente difícil la pureza, a quien piensa que es imposible el amor al enemigo. También a quien se levanta, una y mil veces, tras la caída, para pedir perdón a Dios (un Dios presente a través del sacerdote que repite lo que diría el Hijo: te perdono).


Cantar a María es decir, simplemente, desde el corazón, un gracias a Dios. Porque en su Madre nos ha amado con locura. Porque venció así nuestro pecado. Porque nos abrió el cielo, donde está Ella esperándonos. Porque nos quiere pequeños, débiles, pero seguros: no hay miedo junto a la Madre. Sólo hay esperanza, alegría y amor sincero.
Sigue aquí...

Hermanos en Cristo

RECUERDA:

Cristo ha sufrido por todos
"Tenedlo presente, hermanos: en el huerto del Señor no sólo hay las rocas de los mártires, sino también los lirios de las vírgenes y las yedras de los casados, así como las violetas de las viudas.
Ningún hombre, cualquiera que sea su género de vida, ha de desestimar su vocación: Cristo ha sufrido por todos.
Con toda verdad está escrito de Él: Nuestro Salvador quiere que todos los hombres se salven y lleguen al pleno conocimiento de la verdad»
(San Agustín, Sermón 304).
***
"Keep that in mind, brethren, in the garden of the Lord not only the rocks of the martyrs, but also the lilies of the virgins and the married ivy and violets of widows.
No man, whatever kind of life, is to dismiss his vocation: Christ suffered for all.
In all truth it is written of Him, our Savior desires all men to be saved and reach full knowledge of the truth "
(St. Augustine, Sermon 304).

Jesús ha optado por amarte
Although you do not remember it, for you it gave the life. Although you do not believe it, for you it worries. Although you are not considered to be important, for It you are. Although you do not accept it, he has excused you. Although you do not perceive it, it is with you. Although you condemn you himself, Jesús has chosen to love you. He sees us otherwise. It is much more, much major than our heart.
***

Aunque no lo recuerdes, por ti dio la vida. Aunque no lo creas, por ti se preocupa. Aunque no te consideres importante, para El lo eres. Aunque no lo aceptes, te ha perdonado. Aunque no lo percibas, está contigo. Aunque a ti mismo te condenes, Jesús ha optado por amarte. El nos ve de otra manera. Es mucho más, mucho mayor que nuestro corazón.

Cruz del Santo Padre Benito



Crux Sancti Patris Benedicti
Crux Sancta Sit Mihi Lux / Non Draco Sit Mihi Dux / Vade Retro Satana / Numquam Suade Mihi Vana / Sunt Mala Quae Libas
Ipse Venena Bibas / Numquam Suade Mihi Vana
****
Cruz del Santo Padre Benito
La Santa Cruz sera mi luz / no sera el demonio mi guia. / ¡Apartate, Satanás! / no me sugieras cosas vanas,
maldad es lo que me brindas, / bebe tu mismo tu veneno



Oración por los bebés abortados

Padre Celestial, que nos has dado el don de la libertad para amar y seguir Tus caminos y mandamientos. Perdona a aquellos padres que abusando de esta libertad destruyen el don de la vida que Tú le has dado a sus hijos. Perdona a esos que destruyen la vida humana abortando el bebé que esperan. Dales a estos niños por nacer la oportunidad de gozar de Tu presencia por toda la eternidad. Ayúdame a ser uno en solidaridad con Tus pequeños, aceptando de corazón las palabras de Tu Hijo: "todo lo que hicisteis por uno de mis hermanos más pequeños, por Mí lo hicisteis." (Mt 25:40) Permíteme, entonces, Padre, adoptar hoy espiritualmente a un bebé por nacer y ofrecer mis oraciones, trabajos, gozos y sufrimientos por ese pequeño, para que pueda nacer y vivir para Tu mayor honor y gloria. Te lo pedimos en nombre de Cristo, en unión con el Espíritu Santo, que es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

Google+ Followers

Horarios de invierno

Horarios de invierno

♦ Aclaración:

Lo que Usted envía mediante el Formulario de Contacto es recibido por el Webmaster (Administrador: Silvia B. Giordano) de este blog.

Santa Misa y Confesiones (Padre Fabián)

♦ ACTIVIDADES ♦
EL SANTUARIO PERMANECE ABIERTO DE MARTES A DOMINGO: DE 7,30 A 12 HS Y DE 17 A 20 HS.

LOS LUNES ESTÁ CERRADO EXCEPTO PARA LA MISA DE 8,00 HS. LUEGO DE LA MISMA SE CIERRA. TAMBIÉN ESTÁ ABIERTO LOS SEGUNDOS LUNES DE MES PARA LA
MISA DE SANACIÓN: LA ADORACIÓN ES A LAS 18 Y A LAS 19,30 HS LA SANTA MISA.

EL PADRE FABIAN CONFIESA LOS JUEVES Y DOMINGOS DE 17 A 20 HS POR ORDEN DE LLEGADA Y SIN TURNO PREVIO.

NO DA ENTREVISTAS PERSONALES. PERO PUEDEN PEDIR INFORMACIÓN A LA SECRETARIA PARROQUIAL DE LUNES A SÁBADOS DE 8,30 A 11,30 HS AL TELÉFONO 2508 6672 INT 108 O A MARTA 095724928

SANTUARIO DE LA MEDALLA MILAGROSA Y SAN AGUSTÍN
MONTEVIDEO

Santa Misa con oración por sanación interior y física, 4to domingo de cada mes a las 16hrs. Capilla de las Hermanas Vicentinas, Reconquista 432, Montevideo (Uruguay).

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *