El Señor es mi pastor, nada me falta.

El Señor es mi pastor, nada me falta. Aunque fuese por valle tenebroso, ningún mal temería, pues tu vienes conmigo.
Salmo 22, 1-4
PALABRA DE DIOS


Jesús les explicó a sus seguidores que era un Buen Pastor. Vino a protegernos dando su vida por nosotros. Hizo eso para que podamos disfrutar de la vida al máximo y tengamos la esperanza de vivir para siempre. Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. (Jn 10,10-11) Jesús es nuestro guía. Está siempre listo para llevarnos de regreso al sendero de vivir bien y de hacer las cosas bien. Las ovejas son animales apacibles. La lana es rapada y usada para hacer lindas ropas. Jesús quiere que sus seguidores sean apacibles y mansos también. Nuestras vidas pueden ser usadas para trabajos de amabilidad y compasión, amor y generosidad. Dios puede entrelazar esto hasta convertir un maravilloso acolchado de buenas obras a lo largo de nuestra vida entera. Podemos agradecerle a Dios por no habernos dejado solos, pero está siempre protegiéndonos como un Buen Pastor.

El Buen Pastor


“El Señor es mi pastor, nada me falta.
En verdes pastos me hace reposar.
Me conduce a fuentes tranquilas,
allí reparo mis fuerzas.
Me guía por cañadas seguras
haciendo honor a su nombre.
Aunque fuese por valle tenebroso,
ningún mal temería,
pues tú vienes conmigo;
tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas ante mí una mesa,
a la vista de mis enemigos;
perfumas mi cabeza,
mi copa rebosa.
Bondad y amor me acompañarán
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa de Yahvé
un sinfín de días.”
Salmo 22

Paz en la tormenta

  • Cierto día subió (Jesús) a una barca con sus discípulos y les dijo: «Pasemos a la otra orilla del lago». Y se hicieron a la mar. Mientras ellos navegaban, se quedó dormido. Se abatió sobre el lago una tormenta; la barca se anegaba y estaban en peligro. Entonces, acercándose, lo despertaron, diciendo: «¡Maestro, Maestro, nos hundimos!» Él, habiéndose despertado, increpó al viento y al oleaje, que amainaron y sobrevino la bonanza. Entonces les dijo: «¿Dónde está vuestra fe?» Ellos, llenos de temor, se decían entre sí maravillados: «Pues ¿quién es éste, que manda a los vientos y al agua, y le obedecen?»”.
    Lucas 8, 22-25

    Hijos de Dios gracias al Espíritu


  • “En efecto, todos los que se dejan guiar por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Y vosotros no habéis recibido un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien, habéis recibido un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios. Y, si somos hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, si compartimos sus sufrimientos, para ser también con él glorificados.”
    Romanos 8, 14-17



  • No temas


  • Así dice el Señor: "no tengas miedo, pues te he rescatado. Yo te llamé por tu nombre, y tú eres mío, cuando atravieses las aguas, estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te ahogarás; cuando pases entre brasas, no te quemarás, y no te abrasarán las llamas, porque yo, el Señor, soy tu Dios. Tú eres valioso a mis ojos, eres honorable y yo te amo; no temas porque yo estoy contigo.”
    Isaías 43, 1-5

    Confianza y valor en las dificultades


  • “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en el infierno. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos.”
    Mateo 10, 28-31


  • “Si Dios está por nosotros, ¿quién contra nosotros?”
    Romanos 8, 31

    ORACION

    Nada te turbe, nada te espante,
    todo se pasa, Dios no se muda.
    La paciencia todo lo alcanza,
    quien a Dios tiene nada le falta:
    ¡Sólo Dios basta!
    Santa Teresa de Jesús

  • Publicar un comentario en la entrada

    Entradas populares