Ir al contenido principal

Entrada destacada

SS. Pedro y Pablo

Qué le responderíamos a Jesús si hoy nos preguntara: ¿Quién dicen los hombres que soy yo? / Por: Padre Nicolás Schwizer | Fuente: Homilías del Padre Nicolás Schwizer

Mateo 16, 13-19
Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Díceles él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los …

Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Testimonio: el SEÑOR había entrado en mi corazón

Soy  una joven de General Deheza  que vivió una misa de sanación en la novena patronal, quería contarle que perdí ese miedo y pánico que tenía, provocado por la falta de perdón, por la muerte de mi mamá.
Yo no estaba presente en el templo en el momento de la sanación, estaba en la novenita de niños, pero de pronto comencé a sentir un calor extraño, mis cachetes parecían explotar y mi corazón latía muy fuerte.
Me sentía rara, distinta, no sabía lo que me pasaba, me fui de la misa pensando y asegurando de que JESÚS  no me había sanado. Al correr de los días sentía la necesidad de rezar, el miedo había desaparecido, sentía que me habían devuelto la alegría. Así me dí cuenta de que el SEÑOR había entrado en mi corazón, a partir de allí no me pude separa más de él. El 10 de septiembre hice un retiro de silencio, invitada por una amiga (llevamos a otra amiga) de 3 días en LA FALDA, con el padre Daniel y el padre GUSTAVO de la congregación de CRISTO REY.

Por interseción de SAN IGNACIO DE LOYOLA, estoy poniendo en práctica algunos de sus ejercicios, tratando de meterme en la escena y aprovechando lo que puedo rescatar para llevar a la práctica diaria.
Hice dos propósitos, uno para mí y otro para mi familia, estoy trabajando en eso.
Me gustaría mucho poder volver a verlo y contarle mi experiencia, tengo un sueño para hacer realidad y es ir a SALTA , con mi abuela (que es ministro de eucaristía), y con usted en algunos de sus viajes.
Siempre estará en mis oraciones, QUE DIOS LO BENDIGA!!!!!
 
                                                                      M.
Publicar un comentario

Entradas populares