Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Señor, te doy gracias por todo lo bueno que siempre haces en mi vida. y por todas las fuerzas que me das cuanto siento que voy a caer y saldré derrotado. Tu poder misericordioso me levanta en victoria, porque no hay problema, dificultad o situación complicada que se resista a tu fuerza. Creo firmemente que de Ti me vienen todas las gracias con las que salgo a dar la batalla por la paz y la alegría, porque la esperanza quede sembrada y fija en mi corazón. Gracias por ser el aliento de mi vida y ayudarme a librarme de los peligros que quieren apartarme de Ti. Pongo en tus manos todos mis proyectos y todo en lo que en estos momentos voy a realizar. Amén

¿El espiritismo es una ofensa a Dios?

EL ESPIRITISMO

1. ¿Se puede hablar con los espíritus?. Conviene hablar frecuentemente con los espíritus buenos (las almas del purgatorio, los ángeles y santos del cielo). Para hablar con ellos basta dirigirles sin más la palabra o el pensamiento. Interesa mucho solicitar su ayuda, su consejo y rogarles que intercedan por nosotros ante Dios. En cambio, con demonios y condenados no conviene tener ningún trato.



2. ¿En las reuniones espiritistas se habla con alguien?. En muchos casos sólo se trata de imaginación humana y habilidad del promotor. En ocasiones más peligrosas pueden intervenir los demonios buscando el mal de los hombres.

3. ¿Los espíritus buenos hablan en esas reuniones?. Los ángeles y santos no se prestan a este tipo de prácticas opuestas a la fe. Son seres libres y no están obligados a hablar aunque se usen palabras o gestos extraños.

4. ¿El espiritismo es una ofensa a Dios? El espiritismo realizado en serio es un tipo de pecado por varios motivos más o menos presentes:

o Se pretende poseer poderes sobrehumanos de dominio sobre los espíritus. Se parece al pecado orgulloso de Adán y Eva que desobedecieron a Dios porque quisieron ser "como dioses".
o Hay desconfianza en Dios y en su Providencia, deseando adivinar el futuro. Se duda de la Bondad divina.
o Se busca la protección de poderes ocultos, despreciando la ayuda divina, como si otros poderes fueran superiores a Dios o más buenos. Y nadie es más bueno que Dios.

Autor: Ignacio Juez | Fuente: www.ideasrapidas.org
Si quieres comunicarte con el autor de este artículo, escribe un mensaje a ijuez@ideasrapidas.org
Publicar un comentario

Entradas populares