¿Podemos adivinar el futuro?

EL DESTINO FUTURO
1. ¿Podemos adivinar el futuro? Basados en la experiencia podemos prever algo de lo que sucederá. La seguridad del acierto depende de la mayor o menor ligadura entre las causas presentes y los efectos futuros. Así se hacen las predicciones meteorológicas: se estudia el presente teniendo en cuenta el pasado, y se sacan conclusiones más o menos certeras sobre el futuro.


2. ¿Se adivina el futuro mediante las cartas-tarots, horóscopos-astrología, quiromancia, etc.? No, no. Simplemente permiten que la imaginación humana se distraiga inventando fábulas según las palabras, gestos o dibujos inventados por otros hombres que tampoco conocen el futuro. (Y que ganan dinero por esta diversión que proporcionan). Lo mismo sucede en el espiritismo con el peligro adicional de que intervengan demonios.
3. ¿Los ángeles y santos pueden adivinar el futuro? Sus predicciones pueden ser más certeras que las nuestras debido a su mayor inteligencia y mejores datos. Pero el futuro por completo sólo lo conoce Dios nuestro Señor, que es eterno.
4. ¿Puede Dios comunicarnos el futuro? La Biblia nos muestra abundantes profecías donde Dios anuncia algún futuro. Esos vaticinios suelen ir unidos a una invitación al esfuerzo y a la conversión. El Señor nos manifiesta lo que necesitamos y cuando nos conviene.
5. ¿Algunos ejemplos de futuro que ya conocemos? Sabemos que vamos a morir y nos presentaremos ante el juicio de Dios. Sabemos que quienes obran mal serán castigados (infierno), mientras que si obramos bien seremos premiados con el cielo futuro, además de ser más felices en la tierra.
6. ¿Qué sucedería si conociéramos el futuro por completo? Aparte de tranquilizar nuestra curiosidad, la consecuencia principal sería dejar de esforzarse. ¿Para qué luchar si haga lo que haga ya sé lo que va a pasarme? Por esto, Dios nuestro Señor prefiere no anunciarnos todo el futuro.
7. Si Dios sabe lo que haremos, ¿somos libres? Dios conoce lo que libremente decidiremos realizar, pero esta visión divina no disminuye nuestra libertad. Por ejemplo, quien ve un partido en diferido conoce el resultado y lo que harán los jugadores, pero son ellos quienes juegan.
8. ¿Hay algún modo humano de conocer el futuro? Hay un modo curioso de conocer algo del futuro propio. Se requiere poseer y ejercitar la virtud de la lealtad. Esta virtud es el hábito de cumplir la palabra dada, los compromisos adquiridos. En consecuencia, si una persona leal se compromete a algo, adivina parte de su futuro pues sabe que cumplirá su palabra. Por ejemplo, quien se compromete a cuidar un jardín de 5 a 7 durante un mes, conoce bastante bien dos horas diarias de su futuro. Curioso.

Autor: Ignacio Juez | Fuente: www.ideasrapidas.org
Si quieres comunicarte con el autor de este artículo, escribe un mensaje a ijuez@ideasrapidas.org

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares