Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Testimonio: mi nieta estaba bendecida

Mi nombre es L. y necesito contarle lo que me ocurió.
Tengo una hija que está embarazada. Le hicieron una ecografía y descubrieron que la beba tenía dos quistes en su cabecita.
Los cuales podían desaparecer como no, podían dejar secuelas, o no. Como verá todo era muy incierto. En este interín, una amiga, a la que no le había contado nada, me habla de sus misas y me invita a ir. Esto era en agosto. Acepto. Ahí le cuento lo que pasaba con mi nieta, me reta, porque dice que siempre me guardo las cosas, y el sábado 28 de agosto partimos a Escobar, con otros feligreses. Padre, debo confesarle, que sólo la manera de rezar el rosario en la capilla ya me había reconfortado. Ni le cuento después de escuchar su Misa. Es usted tan claro, tan didáctico, tan Carismático.  Bueno voy al grano, yo había llevado una foto de mis tres hijos, una foto grande. Cuando usted pasó bendiciendo, yo pongo la foto y rezo con todo mi ser. Usted termina de pasar, miro la foto y sobre la cabeza de mi hija, como si fuera el Espíritu Santo, había una sola gotita de agua. Padre, ud. no sabe lo que lloré de alegría, porque entendí, que pasara lo que pasara con mi nieta, estaba bendecida, que la Virgen estaba con ella. Luego las ecografías revelarían que los quistes habían desaparecido y que la gorda sigue creciendo en la panza de su mamá. Volví el 23 para agradecerle a la Virgen y para disfrutar de sus misas.Gracias Padre.
Nos vemos en la próxima misa.
Publicar un comentario

Entradas populares