Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Le traigo un nuevo testimonio

Hola Padrecito querido
Supongo que estará en Uruguay... Al principio me dió mucha bronca, por qué se lo llevaban? pero después entendí que así como lo mandaron acá y gracias a eso pude acercarme a Dios, también es muy bueno que lo trasladen, así cada vez mas gente puede conocer el camino.

Le traigo un nuevo testimonio.



Para poder ir al retiro de discernimiento, fué una verdadera lucha. Miles de contratiempos que me hacían dudar. Me fisuré el talón (el hueso calcaneo) justo abajo y cada vez que daba un paso me dolía mas y más. P. con broncoespasmo justo el Jueves a la noche, etc etc. Muchas cosas que indicaban que lo correcto sería no ir. Pero como sé que el diablo mete la cola, sabía que la desición
mas correcta era ir igual, dejar todo en manos de Jesús que el bien sabía que hacer. Y así fué.
Viví el retiro mas hermoso de mi vida. Hacía años que no iba a un retiro, pero este era especial y fué maravilloso.
Te cuento padrecito que el lunes anterior al retiro, tenía un dolor en el talón que no me dejaba ni dar un paso. En el trabajo me hice enseguida una placa (trabajo justo en Rx del Sanatorio xxx y ahí el traumatólogo me dijo: FISURA, yeso de 10 a 15 días y ahí lo controlamos.
Yo de ninguna manera podía aceptar el yeso, recién empecé a trabajar, era una locura ir con yeso. Entoces me dijo: si te portás bien (llámese, hacer mucho reposo) con una venda bien ajustada podemos probar un par de días, una férula para  no poder hacer el movimiento del paso y a esperar. Lo importante era que no se abra mas. Acepté la venda, tan apretada que me dolía mas que la fisura misma. El reposo quedó sólo en palabras, en el trabajo ando todo el día dando vueltas y solamente para ir de casa al trabajo, entre los dos colectivos, camino casi 10 cuadras.
Ese día a la noche lo consulté con una amiga que es médica, le mostré la placa y me dijo: estas loca si pensás que te va a soldar con venda, sí o sí tenés que tener yeso.
El viernes fuí al retiro con el pie vendado, con mucho dolor, se me notaba al caminar. Si me aflojaba la venda tenía la sensación de que el hueso se me seguía abriendo, un dolor horrible. El domingo fue una misa muy especial, con este matrimonio que lavaba los pies con tanto amor. Del lado donde yo estaba tocaba el pie izquierdo, pero a propósito puse el pie derecho, sabía que iba a calmar el dolor.
Llevó un rato para que me diera cuenta que rengueaba por inercia, porque ya no tenía mas dolor. Sentía una felicidad inmensa.
Al día siguiente, seguía sin dolor, así que fuí a hacerme una nueva placa porque sabía que algo habia pasado.
Cuando se la llevé al traumatólogo me mandó a sacar una nueva "te la sacaron mal" me dijo. Hice la segunda placa y nada...la fisura no estaba. Me dijo: "quien te dijo que tenías fisura?" usted! le respondí y le mostré la placa que me habia sacado una semana antes.
Miraba una y otra, hace una semana la fisura estaba pero ya no estaba mas. "que recuperación rápida que tuviste, realmente increible, se nota que hiciste reposo" me dijo. "Si, si, muchas gracias doctor" le dije, y me fuí con una sonrisa cantando bajito: poderoso Dios!

A la noche le llevé las placas a mi amiga médica. Que ya sin verlas me dijo: es imposible que te haya soldado esa fisura en una semana y sin yeso" Pero yo sé que para mi Dios, nada es imposible.

En el retiro estaba preocupada por la salud de P., le pedí el celu a G. y llamé a ver como estaba. Corté la comunicación feliz:
P. ya no tenía broncoespasmo, en sólo 24 hs ya respiraba sin dificultad. Que poderoso es mi Dios.

Luego del retiro fué difícil, ahí empezó mi verdadero retiro. Una gran lucha interna, pero de algo estaba segura: tenía que llevar Su palabra donde Él me indique.
El 24 de Diciembre hablé con un amigo que estaba muy mal, se acababa de separar. Cuando le conté como Jesús cambió mi vida me dijo: Quiero ir con vos. Y ahí estuvimos la misa del 25. Salió emocionado y al miércoles siguiente nos encontramos y me contó lo bien que se siente y como Jesús le cambió la vida. Lleva, como yo, su rosario en el pecho. Está feliz en este camino. Y yo estoy feliz por él también, pero especialmente estoy feliz por llevar mi testimonio y que la gente se acerque a Dios.

También el 24 hablé con otra amiga que hacia tiempo que no veía. Le conté de la misa. El 25 tuve la dicha de verla ahí, celebrando.
Se siente completamente bendecida y muy agradecida de que la haya llevado. Dice que se siente otra persona. Hoy vendrá a casa a cenar y a contarme las maravillas que está haciendo Jesús en su vida.

Ayer tuve la posibilidad de contarle a mi papá, duro él, duro duro, mas duro que yo! Y me dijo: cuando venga el Padre Fabián avisame quiero ir con vos.

"Hay que juntar el rebaño antes de que oscurezca" y eso trato de hacer cada día de mi vida.

Siempre con P. estamos en oración, le explico que para que Dios esté feliz, tenemos que rezar, cantar y bailar. Le encanta ver el vídeo del retiro y baila "ven conmigo a la casa de Dios". Cuando mira su foto dice: Papá! jajaja. Bendice los alimentos el solito cuando nos sentamos en la mesa y no se duerme si no rezamos juntos.

Pensaba en Semana Santa irme de vacaciones de Córdoba, a visitar a mi amiga M., que fué ella la que me trajo al camino de Dios y también a visitar a los chicos de Nueva Alianza. Pero "mágicamente" mi jefa decidió darme una semana de vacaciones en Febrero
"porque trabajo muy bien y no quiere que arranque el año cansada" No me corresponden vacaciones, menos que menos pagas, pero Dios quiere que vaya antes... Sólo Él sabe porqué tengo que ir antes...

Yo digo que mi vida era un rompecabezas en una caja, todo desarmado. Pero Dios, con infinita paciencia y amor volcó las piezas y va armando el rompezabezas de mi vida día a día. Cada día una pieza distinta va acomodando. Todo lo va ordenando.
Todo lo que pueda hacer por Él siempre será poco para agradecerle la vida maravillosa que llevamos de su mano.

Bueno Padrecito, no te saco mas tiempo. Te deseo lo mejor en este año que comienza. Que Dios te guíe en esta misión maravillosa que empredes.
Todas las bendiciones del mundo para vos. Y como me dijo M. el otro día: Caminá con Dios. No hay mejor deseo que ese.

Besos inmensos desde Buenos Aires! Espero verlo pronto. Lo quiero muchisimo, es muy importante en mi vida.
C.
3 comentarios

Entradas populares