Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Testimonio de A: Gracias Señor, Gracias Santa Madre!

Escobar – Comunidad Ntra. Sra. De La Medalla Milagrosa
 A inicio de 2009, me encontraba en un campamento Scout, en la Pcia. De Chubut, cuando sentí fuertes dolores en la columna que ni los calmantes inyectables lograban calmar, este dolor afectaba mis dos piernas y me impedían caminar. De regreso a Escobar, acudí a la consulta médica, el especialista solicita estudios de ALTA COMPLEJIDAD:
Resultados:
Diagnóstico
1. Signos de espondilosis, con osteofitosis marginal
2. Signos de escoliosis de base degenerativa a convexidad izquierda
3. Signos de desecación de los discos intervertebrales con procesos disco              - osteofitarios posterocentrales y bilaterales generando reducción de calibre en ambas áreas neuroforaminales
4. El  canal raquídeo presenta leve reducción de su diámetro.


Pronóstico
Irreversible, con posibilidad a ir complicándose cada vez más afectando la movilidad de ambas piernas y uso de silla de ruedas.

Tratamiento
1. Cirugía peligrosa, por estado de la columna, peligro de quedar en silla de ruedas
2. Calmantes
3. Bloqueo radicular en el Instituto Fleni en dos oportunidades (por TC)
4. Bloqueo en consultorio médico.

Todo seguía igual, con mucho dolor, no podía caminar ni estar acostada, ni sentada.
A mediados de octubre, una amiga me invita a la Misa del Padre Fabián. Dese la primera  vez entré en crisis y decidí cambiar mi vida. Realizo mi primera peregrinación a la Virgen de los Tres Cerritos en Salta. Ni siquiera podía subir los escalones del colectivo sin ayuda ¿Cómo logré subir al cerro para encontrarme con la Inmaculada Madre? Ella me dio fuerza, paciencia y un gran deseo de llegar. Cuando me encontré con Ella, allá arriba, frente a frente rompí en llanto…. Yo ya no sería nunca más la misma, sentí un gran calor en todo el cuerpo, y no era por el clima, este calor  me acompañó en mi regreso a Escobar, daba testimonio a todos los que quisiesen escuchar de lo que me sucedió allá arriba…
Durante esta primera peregrinación estaba tomando gran cantidad de calmantes para poder andar, poco a poco los fui espaciando. Seguí asistiendo a las Misas, sentía que cada vez que el Santísimo pasaba, me sanaba y en cada imposición de manos que realizaba el Padre Fabián sentía el abrazo de Jesús. Sentí grandes deseos de realizar los retiros y los hice, fueron para mi poderosas fuentes de sanación, volví a peregrinar a Salta con mi esposo e hijo, después sola para poder agradecer y pedir a Ntra. Madre.
Actualmente, yo, que no podía camina r ni una cuadra, que no podía arrodillarme y levantarme sin ayuda, me siento tan bien que camino todo, no necesito ayuda y no tomo calmantes por los dolores desaparecieron totalmente.
Participo de las misas de Alabanza del Padre Fabián PARADA y ARRODILLADA.
Jesús misericordioso me sanó desde adentro hacia fuera  y me perdonó. Para él nada es imposible. Y si no, MÍRENME A MI!! Todos los que sabían de mi salud me dice “Qué bien estás” Gracias Señor, Gracias Santa Madre!
Quiero dejar un agradecimiento profundo al Padre Fabián y a todo su equipo de servidores y colaboradores quiénes con caridad sincera, fueron acompañando todo este tiempo ¡Muchas Gracias!
Quedan a disposición todos los estudios médicos realizados.

Enero 2011.
Publicar un comentario

Entradas populares