Reverendo Padre Fabián A. Barrera, c.m.

DESTACADOS

DESTACADOS: Cuando celebramos la Misa, nosotros no hacemos una representación de la Última Cena: no, no es una representación. Es otra cosa: es precisamente la Última Cena. Es vivir otra vez la Pasión y la muerte redentora del Señor. La Misa no se "escucha", se participa, y se participa en esta teofanía, en este misterio de la presencia del Señor entre nosotros". SIGUE AQUI

Buscaron a Dios

buscar

vía email

Ingrese su correo electónico:

Delivered by FeedBurner

Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Felicidades

Felicidades

4 jul. 2014

La teología: ciencia de la fe vivida

La teología, ciencia de la fe vivida: El Papa Francisco explicó la encíclica de la Fe y su relación con la verdad y el amor; aludiendo al obrar cristiano, la educación en la fe y la tarea teológica. // Autor: Ramiro Pellitero | Fuente: Blog "Iglesia y Nueva Evangelización"

¿En qué consiste propiamente la verdad cristiana? ¿Qué nos aporta para la vida? ¿Qué consecuencias tiene esto en la educación cristiana y en la tarea teológica?

En su mensaje a las Academias Pontificias, el 28 de enero, el Papa Francisco, ha querido señalar el hilo que une la encíclica sobre la Fe (Lumen fidei, 29-VI-2013) y la exhortación "La alegría del Evengelio" (Evangelii gaudium, 24-XI-2013). Ese hilo es la relación entre la fe, la verdad y el amor.

El Papa comienza evocando el núcleo mismo, lo más importante de lo que dice la encíclica sobre la fe. La fe no son meras creencias, sino verdadero conocimiento, que aporta fuerza de convicción y luz para iluminar la vida. Ahora bien, el conocimiento, la convicción y la luz propios de la fe provienen de su vinculación con el amor: "La fe conoce en cuanto está vinculada al amor, en cuanto el amor mismo lleva una luz. La comprensión de la fe es la que nace cuando recibimos el gran amor de Dios que nos trasforma interiormente y nos da ojos nuevos para ver la realidad" (Lumen fidei, 26).

La verdad cristiana: el amor de Dios manifestado en Cristo


Eso es lo que acontece a partir del encuentro con Cristo. Observa el Papa Francisco que, al ver a Jesús que había vuelto a la vida ya para siempre, los discípulos "no contemplaron una verdad puramente interior o abstracta, sino una verdad que se les abría precisamente en el encuentro con el Resucitado, en la contemplación de su vida, de sus misterios". Esa contemplación, que ellos realizaron con sus propios ojos, les abrió una mirada nueva a la realidad. En adelante serían capaces de ver todas las cosas y los acontecimientos con unos "ojos nuevos", los ojos de Cristo. Él les haría participar espiritualmente de su propia mirada, para que aprendieran a mirar, y por tanto a entender las cosas, como él las ve y las entiende. En esto consiste la fe cristiana.

De todo ello, señala Francisco, se deducen importantes consecuencias, tanto para el obrar de los cristianos como para el método de la teología. A este propósito cita otro pasaje de la encíclica, donde podemos encontrar respuestas a nuestras preguntas: ¿cómo es la verdad cristiana y qué transformación produce en nosotros?

"La verdad -leemos en Lumen fidei- hoy se reduce a menudo a autenticidad subjetiva de cada uno, válida solo para la vida individual. Una verdad común nos da miedo, porque la identificamos con la imposición intransigente de los totalitarismos. Pero si la verdad es la verdad del amor, si es la verdad que se abre en el encuentro personal con el Otro y con los demás, entonces queda liberada de la clausura en el individuo y puede formar parte del bien común... Lejos de endurecernos, la seguridad de la fe nos pone en camino, y hace posible el testimonio y el diálogo con todos" (Lumen fidei, 34).

Un camino de testimonio y diálogo

Pues bien, dice ahora el Papa Francisco, ese camino al que nos conduce la fe -un camino de testimonio y diálogo- es el que se explica en la exhortación Evangelii gaudium, sobre el anuncio gozoso del Evangelio en el mundo actual.

Ahí se propone una "opción misionera" que deben tomar, o renovar, decididamente cada uno de los cristianos y también la Iglesia en su conjunto y cada una de sus partes, para contribuir a transformar toda la realidad con el anuncio de la fe.

¿En qué consiste, concretamente, esa transformación? "No se trata -apunta el Papa- de hacer obras exteriores, de fachada. Se trata más bien (...) de concentrarse una vez más en lo esencial, en lo que es más bello, más grande, más atrayente y al mismo tiempo más necesario (Lumen fidei, 35)". Y de ese modo, añade también con palabras de la encíclica, "la propuesta se simplifica, sin perder por eso profundidad y verdad, y así se hace más convincente y radiante» (ibid.).

Esto es lo que la Iglesia, por voz del Obispo de Roma pide también a los miembros de las Academias Pontificias, donde se trabaja intensamente en la reflexión sobre la fe y la relación entre teología y ciencias humanas.

La teología es sabiduría para la vida

Santo Tomás de Aquino afirma, al principio de su Suma Teológica, que la teología es una ciencia especulativa y por eso también práctica. Pero atención, por el adjetivo especulativa no debe entenderse una reflexión puramente teórica que no baja a la vida. En el mismo lugar señala el Aquinate que la teología -por fundarse en la razón y la fe- participa del conocimiento propio de Dios, esencialmente vinculado al amor. La teología arranca de la contemplación y aspira, por el amor que esa contemplación infunde en el creyente, a comunicar, entregar o transmitir a otros lo contemplado.

Por tanto, la teología -cabría decir hoy de modo más directo- es sabiduría que permite, al cristiano, conocer y amar a Dios y sus obras; y, por tanto, lleva a vivir ayudando a los demás, colaborando en el bien común, mediante el diálogo amable y el trabajo por transformar este mundo en un camino que recorremos con otros hacia la casa del Padre.

En este perspectiva el Papa Francisco se ha dirigido también a los miembros de la Congregación para la doctrina de la fe, recordándoles que la doctrina cristiana no permite ser comprendida como una pura especulación, aunque de hecho ha existido la tentación de verla así:

"Desde los primeros tiempos de la Iglesia existe la tentación de entender la doctrina en un sentido ideológico o de reducirla a un conjunto de teorías abstractas y cristalizadas" (cf. Evangelii gaudium, nn. 39-42). "En realidad -ha añadido el Papa-, la doctrina tiene el único fin de servir a la vida del Pueblo de Dios y pretende asegurar a nuestra fe un fundamento cierto" (Discurso 31-I-2014).

En definitiva, con los textos que el Papa Francisco nos ha ofrecido -Lumen fidei y Evangelii gaudium- tenemos luces claras para el obrar cristiano, la educación en la fe y la tarea teológica.

Respecto a la teología, hoy es necesario redescubrir e impulsar su finalidad evangelizadora. La teología es sabiduría, ciencia -conocimiento por causas- que no busca siemplemente analizar la fe hasta llegar a conclusiones de carácter intelectual, sino que es ciencia de la fe vivida (por el amor), y por tanto, de la fe anunciada y transmitida. Y si no, no es teología.

Y por eso conviene subrayar la importancia de las disciplinas teológicas que hoy se dedican especialmente a la evangelización, como la misionología, la teología catequética y, en un sentido más amplio (el conjunto de la acción eclesial), la teología pastoral.
Publicar un comentario en la entrada

Hermanos en Cristo

RECUERDA:

Cristo ha sufrido por todos
"Tenedlo presente, hermanos: en el huerto del Señor no sólo hay las rocas de los mártires, sino también los lirios de las vírgenes y las yedras de los casados, así como las violetas de las viudas.
Ningún hombre, cualquiera que sea su género de vida, ha de desestimar su vocación: Cristo ha sufrido por todos.
Con toda verdad está escrito de Él: Nuestro Salvador quiere que todos los hombres se salven y lleguen al pleno conocimiento de la verdad»
(San Agustín, Sermón 304).
***
"Keep that in mind, brethren, in the garden of the Lord not only the rocks of the martyrs, but also the lilies of the virgins and the married ivy and violets of widows.
No man, whatever kind of life, is to dismiss his vocation: Christ suffered for all.
In all truth it is written of Him, our Savior desires all men to be saved and reach full knowledge of the truth "
(St. Augustine, Sermon 304).

Jesús ha optado por amarte
Although you do not remember it, for you it gave the life. Although you do not believe it, for you it worries. Although you are not considered to be important, for It you are. Although you do not accept it, he has excused you. Although you do not perceive it, it is with you. Although you condemn you himself, Jesús has chosen to love you. He sees us otherwise. It is much more, much major than our heart.
***

Aunque no lo recuerdes, por ti dio la vida. Aunque no lo creas, por ti se preocupa. Aunque no te consideres importante, para El lo eres. Aunque no lo aceptes, te ha perdonado. Aunque no lo percibas, está contigo. Aunque a ti mismo te condenes, Jesús ha optado por amarte. El nos ve de otra manera. Es mucho más, mucho mayor que nuestro corazón.

Oración por los bebés abortados

Padre Celestial, que nos has dado el don de la libertad para amar y seguir Tus caminos y mandamientos. Perdona a aquellos padres que abusando de esta libertad destruyen el don de la vida que Tú le has dado a sus hijos. Perdona a esos que destruyen la vida humana abortando el bebé que esperan. Dales a estos niños por nacer la oportunidad de gozar de Tu presencia por toda la eternidad. Ayúdame a ser uno en solidaridad con Tus pequeños, aceptando de corazón las palabras de Tu Hijo: "todo lo que hicisteis por uno de mis hermanos más pequeños, por Mí lo hicisteis." (Mt 25:40) Permíteme, entonces, Padre, adoptar hoy espiritualmente a un bebé por nacer y ofrecer mis oraciones, trabajos, gozos y sufrimientos por ese pequeño, para que pueda nacer y vivir para Tu mayor honor y gloria. Te lo pedimos en nombre de Cristo, en unión con el Espíritu Santo, que es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

Google+ Followers

Crux Sancti Patris Benedicti
Crux Sancta Sit Mihi Lux / Non Draco Sit Mihi Dux / Vade Retro Satana / Numquam Suade Mihi Vana / Sunt Mala Quae Libas
Ipse Venena Bibas / Numquam Suade Mihi Vana
****
Cruz del Santo Padre Benito
La Santa Cruz sera mi luz / no sera el demonio mi guia. / ¡Apartate, Satanás! / no me sugieras cosas vanas,
maldad es lo que me brindas, / bebe tu mismo tu veneno

Entrada destacada

Francisco: "El nombre de Dios no puede ser usado para justificar el odio y la violencia”

Nairobi (Kenia) (AICA): El papa Francisco pidió este jueves a representantes religiosos que cooperen y actúen como ¨pacificadores¨ y advi...

♦ Aclaración:

Lo que Usted envía mediante el Formulario de Contacto es recibido por el Webmaster (Administrador: Silvia B. Giordano) de este blog.

Santa Misa y Confesiones (Padre Fabián)

♦ ACTIVIDADES ♦
EL SANTUARIO PERMANECE ABIERTO DE MARTES A DOMINGO: DE 7,30 A 12 HS Y DE 17 A 20 HS.

LOS LUNES ESTÁ CERRADO EXCEPTO PARA LA MISA DE 8,00 HS. LUEGO DE LA MISMA SE CIERRA. TAMBIÉN ESTÁ ABIERTO LOS SEGUNDOS LUNES DE MES PARA LA
MISA DE SANACIÓN: LA ADORACIÓN ES A LAS 18 Y A LAS 19,30 HS LA SANTA MISA.

EL PADRE FABIAN CONFIESA LOS JUEVES Y DOMINGOS DE 17 A 20 HS POR ORDEN DE LLEGADA Y SIN TURNO PREVIO.

NO DA ENTREVISTAS PERSONALES. PERO PUEDEN PEDIR INFORMACIÓN A LA SECRETARIA PARROQUIAL DE LUNES A SÁBADOS DE 8,30 A 11,30 HS AL TELÉFONO 2508 6672 INT 108 O A MARTA 095724928

SANTUARIO DE LA MEDALLA MILAGROSA Y SAN AGUSTÍN
MONTEVIDEO

Santa Misa con oración por sanación interior y física, 4to domingo de cada mes a las 16hrs. Capilla de las Hermanas Vicentinas, Reconquista 432, Montevideo (Uruguay).

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *