Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

400 respuestas a preguntas sobre la doctrina católica (33)

400 respuestas a preguntas sobre la doctrina católica (33): 400 respuestas del P. Loring presentadas en breves publicaciones semanales. Pregunta 263-271 - // Autor: P. Jorge Loring // Editorial Spiritus Media

263. TESTAMENTO VITAL

He oído decir que ante el peligro de que se legalice la eutanasia hay personas que llevan en su cartera un documento manifestando que su deseo es que no se les practique la eutanasia. ¿Me puede informar en qué consiste este documento?


Este documento nació en Holanda donde, al legalizarse la eutanasia, se sabía que muchos ancianos y enfermos terminales eran eliminados en los hospitales sin su consentimiento. En Septiembre de 1989 la Conferencia Episcopal Española ha redactado un Testamento Vital para los enfermos que se encuentran en una situación terminal. Dice así: "El que suscribe pide que si por mi enfermedad llegara a estar en situación crítica e irrecuperable, no se me mantenga en vida por medio de tratamientos desproporcionados o extraordinarios, que no se me aplique la eutanasia activa, ni se me prolongue abusiva e irracionalmente mi proceso de muerte; pero que se me administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos. Pido igual ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte. Deseo poder prepararme para este acontecimiento final de mi existencia en paz, con la compañía de mis seres queridos y el consuelo de mi fe cristiana".

264. DONACIÓN DE ÓRGANOS

Me interesa saber cuál es el dictamen moral más reciente sobre lo que respecta a la donación de órganos. Tanto si se trata de donantes vivos, como de órganos de personas recientemente fallecidas.

La donación de órganos es una obra de caridad.

Una obra de caridad muy actual es la donación de órganos para trasplantes. "La donación de órganos, después de la muerte, es un acto noble y meritorio, que debe ser alentado" [1]. Donar el cadáver para que otra persona pueda, recibir un órgano aprovechable es una obra de caridad que deberíamos hacer todos.

Gino Concetti, en el Osservatore Romano, comúnmente conocido como "el periódico del Papa", 27 de Octubre de 1997, afirma: "La donación de órganos es sin duda un gesto de caridad heroica -explica el teólogo-. Quien lo realiza se conforma más íntimamente a Cristo, que dio su vida en rescate por todos" [2].

Sería bueno llevar junto al Documento Nacional de Identidad, un papel firmado donde se haga donación de todo órgano aprovechable después de nuestra muerte.

Actualmente se puede solicitar la tarjeta de donante en las Residencias y Ambulatorios de la Seguridad Social. Esto facilita la gestión, pues el donante figura en los archivos de la Seguridad Social.

"Cuando se trata del trasplante del corazón, se requiere con absoluta necesidad que la persona cuyo corazón va a ser trasplantado esté realmente muerta. (…) De lo contrario, los operadores cometen un homicidio" [3].

Por eso es obligatorio legalmente, antes de extraer el órgano al donante, asegurarse de que está cerebralmente muerto, para lo cual se le hacen tres encefalogramas, espaciados por seis horas cada uno; y los tres deben estar planos.

Si la donación es en vida, deben darse algunas condiciones [4]:

a) Que el donante lo otorgue libre y responsablemente, después de haber sido suficientemente informado.
b) Que las garantías de éxito sean proporcionales a los inconvenientes para el donante.
c) Que el órgano sea doble o regenerable: como la sangre.

"Exceptuados los casos de prescripciones médicas, de orden estrictamente terapéutico, las amputaciones, mutilaciones o esterilizaciones directamente voluntarias de personas inocentes son contrarias a la ley moral" [5].

265. CLONACIÓN HUMANA

Querido P. Loring: parece que con esto de la clonación humana el hombre se quiere meter a lo que es obra exclusiva de Dios. Y yo me pregunto, si el hombre llega a clonar a otro hombre, ese nuevo hombre, ¿tendrá alma?

Acabo de leer tu carta y con mucho gusto contesto tu pregunta. Efectivamente: si se realiza la clonación humana, el nuevo ser tendrá alma. Dios infunde alma a todo ser humano que se concibe. Aunque se conciba ilícitamente, como sería con una violación, con un adulterio o en la prostitución.

El 24 de Febrero de 1997 todos los medios de información se hicieron eco de la clonación de una oveja en Escocia, quitando el núcleo con el código genético de un óvulo y poniéndole el núcleo de otra célula con su código genético. Así se engendra un nuevo ser idéntico al ser del que se ha tomado el núcleo.

Fue obra de dos científicos escoceses lam Vilmut y K.H.S. Campell con sus colaboradores del Roselim Institute de Edimburgo [6]. Esto puede ser útil para mejorar la ganadería. Con esta ocasión se multiplicaron los comentarios sobre la aplicación de la clonación al ser humano.

Uno de ellos fue el de Juan Antonio Martínez, Delegado de la Conferencia Episcopal Española, que dijo por televisión: "La Ciencia sin conciencia se vuelve contra el hombre". Efectivamente, sería una monstruosidad que unos hombres "fabricaran" a otros infradotados intelectualmente, sumisos y dóciles, pero muy fuertes físicamente, para su servicio en trabajos duros o peligrosos. Sería una nueva forma de esclavitud.

En Abril de 1997 se celebró en Oviedo un Convenio de Bioética. Representantes de veinte países firmaron un Convenio Europeo sobre Derechos Humanos y Biomedicina auspiciado por el Consejo de Europa. Este documento incluye un anexo especial sobre la clonación humana que prohíbe expresamente.

Pone límites a la ingeniería genética y protege a los ciudadanos frente a los avances científicos [7].

Después, el 12 de Enero de 1998 el Consejo de Europa firmó en París un Protocolo prohibiendo la clonación humana [8].

"La ONU pide a los Estados que prohíban la clonación de embriones humanos, incluso para fines médicos" [9].


La Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe dice que la clonación humana es contraria a la moral [10].

El 20 de enero de 1998 vi en Televisión Española un debate sobre la clonación humana moderado por Luis Herrero.

En él intervino el obispo de Castellón, Doctor en Moral, D. Juan Antonio Reig. Contestando a Agustín Zapata y a Javier Sádaba que opinaban que la clonación humana podía ser útil, expuso con gran claridad que no se puede permitir la clonación humana con fines utilitarios, como sería hombres clonados como almacén de piezas de recambio para trasplantes.

Esto sería muy práctico, pero no sería ético. Y lo que distingue a los hombres de los animales es el respeto a la ética.

Resulta monstruoso que unos hombres "fabriquen" otros hombres para tener piezas de recambio y después eliminarlos. La ciencia sin conciencia se vuelve contra el hombre. A las personas humanas no se las puede tratar como objetos. La persona humana tiene unos derechos que hay que respetar.

Cuatrocientos catedráticos de Roma han firmado una "Declaración" contra la clonación humana [11].

"El gobierno español ha ratificado oficialmente el protocolo internacional que prohíbe taxativamente la práctica de la clonación de seres humanos" [12].

Por otra parte, David Humphreys, del Whitehead Institute for Biomedical Research de Estados Unidos, ha manifestado su preocupación por "las irregularidades genéticas" observadas en los seres clonados [13].

266. EL SUICIDIO

Queridísimo Padre Loring: Mi pregunta es la siguiente: ¿Dios perdona el suicidio? Gracias. Que Dios lo bendiga.

Los psiquiatras dicen que los suicidas lo hacen en un estado depresivo, sin responsabilidad, y Dios es justo.

267. BAILE

Cuando yo era joven a las Hijas de María se nos prohibía bailar porque era pecado. Ahora ningún sacerdote habla de eso. ¿Es que lo que antes era pecado ya no lo es?

Bailar ha sido siempre una manifestación festiva. Pero hay distintas maneras de bailar. Hay bailes moralmente inocentes como la jota o la sardana. Pero en otros bailes un hombre y una mujer contactan sus órganos genitales, y esto es un peligro moral para toda persona normalmente constituida. Entre estos dos extremos habrá que ver la peligrosidad moral de cada baile. Las costumbres cambian, pero los principios morales permanecen. Por ejemplo: Principio moral: escandalizar es pecado. Esto es permanente. Pero que algo concreto escandalice o no puede depender de las costumbres.

268. MISIÓN DE LA MUJER

Estimado Padre Loring. Gracias por atender a mi consulta y también por sus programas en EWTN, he visto muchos de ellos. Mi consulta va encaminada al tema del machismo, algo que es tan viejo como la humanidad misma.

Padre, siempre he tenido problemas con este tema, porque a pesar de que mi deseo es hacer la voluntad de Dios no me siento cómoda en el rol de ama de casa como única misión de vida. Yo estudié una carrera, pero desde que me casé he debido ocuparme exclusivamente del hogar y mis hijos y para ser honesta es una lucha diaria y muy difícil pues toda mi vida he amado la ciencia y he deseado tener una vida profesional. En la Biblia hay varias citas que para mí son complicadas porque dan a entender que la mujer es inferior y siempre debe estar bajo la autoridad del hombre (Romanos 7: 2; 1 Corintios 11: 3, 7, 8 9; 1 Corintios 14: 34 35; Levítico 12: 1, 2 5).

En realidad lo que deseo saber es ¿cuál es la voluntad real de Dios para las mujeres?

Hace algún tiempo un sacerdote me dijo que el papel de la mujer es estar en el hogar y no debe trabajar fuera. La verdad yo no concuerdo con esto. Me pregunto por qué hay una misión única para las mujeres. ¿Acaso Dios no nos da diferentes talentos y virtudes a todos? Estimado Padre, le agradezco me ayude con esta inquietud, para Gloria de Dios. Que Dios le bendiga siempre.

La mujer y el hombre tienen la misma dignidad, por lo tanto los mismos derechos. Pero en la vida tienen misiones distintas, por eso son distintos en el cuerpo y en la psicología. Y la misión más importante de la mujer es la maternidad. Por eso, aunque la afición profesional es razonable, nunca debe perjudicar su misión de madre. Si las dos cosas son compatibles, no hay problema; pero nunca subordinar el papel de madre a una profesión.

269. FEMINISMO

Después de una época de machismo hoy vivimos otra de feminismo revanchista que creo es peor; porque los caballeros machistas reverenciaban a las damas, pero las feministas revanchistas desprecian a los hombres y quieren suplantarlos en todo.

Algo de razón tiene usted en lo que dice. Hay un feminismo sano, que reivindica para la mujer los mismos derechos que tiene el hombre. Pero hay otro feminismo ridículo que quiere hacer a la mujer en todo igual al hombre, y lo que hace es "marimachos". La mujer tiene que ser mujer, con todos los valores propios de la mujer; y no perderlos por asemejarse al hombre.

Hoy hay una corriente feminista defensora de los derechos de la mujer. La defensa de los derechos de la mujer comenzó cuando San Pablo mandó a los maridos que amen a sus mujeres. Esto era algo inaudito en un mundo en que la mujer no era nada. Incluso algunos filósofos de aquel tiempo dudaban de que la mujer tuviera alma.

En la era pagana la mujer no tenía los mismos derechos que el hombre. Fue el cristianismo el que elevó la mujer de su estado de ignominia haciéndola la reina, festejada, admirada y amada; pues la misión de madre es la más gloriosa de la vida.

Bernabé Tierno reconoce que "fue el cristianismo el que de manera más directa contribuyó a devolver a la mujer toda su dignidad y derechos de igualdad con el hombre" [14]. Una cosa es la igualdad de derechos ante la ley del hombre y de la mujer, lo cual es justo; y otra que la mujer se ponga a imitar en todo al hombre, perdiendo sus características femeninas que tanto la enriquecen. "Feminismo es aquella cualidad de la mujer por la cual ella se hace atractiva y agradable, y hace agradable y atractivo todo cuanto la rodea" [15] . Pretender hacer de la mujer otro hombre es una equivocación. La mujer tiene sus cualidades específicas que no debe perder, y deben ser para ella de gran valor. La familia es el fundamento de la sociedad, y sin verdaderas mujeres no es posible la familia.

A propósito de la igualdad de derechos de hombres y mujeres, con frecuencia se oye añadir el femenino detrás del masculino: alumnos y alumnas, trabajadores y trabajadoras, cantores y cantoras, etc. Esto es necesario cuando el masculino no incluye el femenino: señoras y señores, actores y actrices, poetas y poetisas, etc. Pero generalmente es innecesario, pues en castellano el masculino incluye el femenino. "Todos" incluye "todas". "Todos los hombres" incluye también a "todas las mujeres", pues se refiere a la humanidad entera. En cambio "todas las mujeres" no incluye a "todos los hombres". "Los padres católicos" incluye también a las madres.

Pero cuando se habla de "las madres solteras" no se incluye a los padres. Cuando en la misa se dice que Jesucristo redimió a todos los hombres, no excluye a las mujeres. Así es el modo correcto de hablar: el masculino incluye el femenino, pero no viceversa.

El feminismo que reivindica los mismos derechos para la mujer que para el hombre ante la ley, es normal y sano, pues hombre y mujer tienen la misma dignidad como persona humana [16]. Delante de Dios no hay distinción entre hombre y mujer [17] . Pero hay otro feminismo revanchista que resulta ridículo. Hay mujeres feministas que quieren ocupar el sitio del hombre en todo. Y algunas lesbianas hasta en el uso del sexo. Las lesbianas suelen ser feministas revanchistas. La mujer debe ser mujer. El querer ser como el hombre es una equivocación, pues es considerarse inferior al hombre. Y la mujer no es inferior al hombre, es diferente, que no es lo mismo. El hombre y la mujer son distintos en su cuerpo y en su psicología. Dice la Biblia que Dios "los creó hombre y mujer" [18]. No "unisex". La feminidad es un gran valor para la mujer.


José María García Escudero, hablando de Lilí Álverez, aquella gran mujer que triunfó como deportista (tenis, motorismo, esquí, etc.) y como escritora católica, defensora de los derechos de la mujer, dice de ella que fue una gran feminista, pero que combatió el "marimachismo", pues lo que engrandece a la mujer es ser muy femenina, no el masculinizarse [19].

270. JÓVENES FRÍVOLOS

Vivo en ciudad Lerdo, Durango, México. Mi hijo perdió la fe desde la secundaria. Usted me recomendó el libro Para salvarte, yo lo leí, pero él no quiere. Ahora asiste a fiestas de alcohol, dice que ya tantea con cuántas puede mantener el control. Yo no lo apruebo, mi esposo sí. Yo soy hija de alcohólico y dicen que por eso tengo ese repudio a esta sustancia. Mi hijo tiene 20 años y desde hace mucho no quiere ni escuchar consejos. Mi hija tiene 17 años, quiere ir a esas fiestas, sabe lo que pasa ahí, ella afirma que nunca beberá, que le tenga confianza. Me platica de las jóvenes compañeras de clase que ya tienen muchos problemas, además del alcohol. Veo que quiere sentirse aceptada por el grupo, por todos los jóvenes, quiere ser popular asistiendo a esas fiestas donde el requisito es que no vayan papás. Desgraciadamente no hay otro tipo de fiestas, que es lo que estuve leyendo en Internet sobre el fenómeno botellón que se da en España. Renuncié a mi trabajo al casarme, de 31 años y lo hice para darles la mejor formación que pude, de niños permitían que les leyera vidas de santos, libros del Padre Heredia, ejercicios espirituales del Padre Argimiro Hidalgo, S.J., de San Juan Bosco, en fin, tengo la biblioteca de mi juventud, la de mi madre y antepasados. Hoy sólo permiten que les comente un pensamiento o datos de la vida de alguien, como del P. Pío, la Madre Teresa, S.S Juan Pablo Segundo o de algún escritor contemporáneo. Fueron educados en colegio católico. Mi hijo ni mencionarle a Dios y mi hija va a Misa porque en el colegio la llevan, no asiste a Misa los domingos, no quiere leer libros espirituales para jóvenes y ambos hijos me dicen que no pretenda educarlos como me educaron a mí, que entienda que es otra época. Mi esposo dice que deje a mi hija ir un ratito a esas fiestas, que ese tipo de madres, como yo, hacen que después la hija se vaya de la casa con cualquier hombre. Dios me permite asistir a Misa casi a diario desde hace algunos meses, y todo lo pongo en sus manos. Me afectan las discusiones aunque esté tranquila, pues padezco de arritmia. No quieren buscar otra manera de vivir como grupos juveniles de la Iglesia, grupos para hacer obras de caridad, que sí hacen los protestantes de mi colonia y son jóvenes que no hacen fiestas con alcohol. ¿Qué me aconseja? Muchas gracias.

Lo de sus hijos es lamentable. Y peor por no encontrar apoyo en su marido, pero Dios no la abandona. Santa Mónica, con su oración, convirtió a su hijo, hoy San Agustín, que llevaba mala vida. Creo que debería insistir en que sus hijos lean mi libro Para salvarte. Seguro que les ayudará. Y desde luego debe decirles que su futuro será trágico si se hacen adictos al alcohol y al sexo. Y que es más fácil no empezar que detener lo que después es una traca.

271. CAMBIA Y ACEPTA

Soy estudiante, pero no puedo entender este mundo. Me siento como fuera de él y eso me causa mucha frustración. Soy joven, pues apenas tengo 22 años, y me cuesta muchísimo adaptarme al medio ambiente que me rodea. Siento que el mundo vive muy light. Me causa tanta tristeza, escuchar a los chavos platicar sólo de las borracheras que se ponen, las chicas con las que salen, lo que hacen en sus fiestas. Pero cuando se trata de estudiar o de algo serio simplemente se dedican a hacer relajo y no puedo entender por qué si no quieren estudiar lo hacen, no respetan a los maestros, a la autoridad y a los demás alumnos. En ocasiones siento que Dios me quiere manifestar algún apostolado con los jóvenes pero no logro comprender o asimilar qué es o cómo, pues me cuesta comprender el comportamiento de la juventud actual, porque no pueden ver nada con seriedad o porque no logran asimilar que en este mundo hay tiempo para todo. Me siento como un tonto luchando por nada. En mi trabajo sólo me pagan una miseria de $450.00 pesos semanales. ¿Éste es el mundo de justicia y de paz? ¿Qué puedo hacer? ¿Cree que tengo suficientes motivos para seguir luchando sin recibir recompensa alguna?

P.D. Disculpe mi molestia pero me siento demasiado fatigado y cansado. Ya no sé qué hacer. Siento que mi vida no tiene razón de ser, lo que me mantiene con vida es mi familia que quiero tanto.

Comprendo todo lo que dices y lo comparto, pero creo que la norma es: "Cambia lo que puedas cambiar, y acepta lo que no puedas cambiar".

_________________________________

NOTAS:

1 Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2301.
2 ZENIT, Noticias del Vaticano en INTERNET: ZE971027-6.
3 ANTONIO ARZA, S.I.: PREGUNTAS Y RESPUESTAS EN CRISTIANO, PG. 235. Ed. Mensajero. Bilbao.
4 Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2296.
5 Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2297.
6 Revista NATURE DEL 27-II-1997.
7 Diario ABC de Madrid del 5-IV-97, pg. 59.
8 Diario ABC de Madrid del 13- I-98, pg. 10.
9 Diario LA RAZÓN, 9-III-2005, pg. 29.
10 Donum vitae, I, 6.
11 ZENIT: Noticias del Vaticano en INTERNET, ZS99020707
12 Diario LA RAZÓN del 25-I-2000, pg.35.
13 Diario LA RAZÓN del 6-VII-2001, pg.43.
14 BERNABÉ TIERNO: Valores humanos, III, FAMILIA. Ed. Taller de editores. Madrid. 1994.
15 ENRIQUE Mª HUELIN, S.I.: María en la voz de la Iglesia, II. Rute. 1990.
16 Concilio Vaticano II: Gaudium et spes: Constitución sobre la Iglesia en el mundo actual, nº49.
17 SAN PABLO: Carta a los Gálatas, 3: 28
18 Génesis, 1: 27
19 Diario ABC de Madrid del 11-VII- 98. Pg. 44.



Nota seleccionada para el  blog del Padre Fabián Barrera
Publicar un comentario

Entradas populares