400 respuestas a preguntas sobre la doctrina católica (38)

400 respuestas del P. Loring presentadas en breves publicaciones semanales. Pregunta 294-303 // Autor: P. Jorge Loring | Fuente: Catholic.net // Editorial Spiritus Media

294. UNA BLASFEMIA

Creo que hay una película donde se presenta a Jesús y a San Juan como homosexuales. Sé que es una blasfemia, pero no sé cómo refutar eso.

Algunos, con muy mala intención, han dicho que el amor de Jesús a San Juan era homosexual. Esto es una blasfemia que no tiene más fundamento que desprestigiar a Jesucristo. En efecto, el Evangelio de San Juan se escribió en griego, y en griego el amor se puede expresar con tres verbos distintos:

Para el amor sexual se emplea erotao, de ahí erotismo.
Para el amor de amistad se emplea fileo, de ahí filantropía.
Y también agapao, de ahí ágape.
Pues bien, cuando San Juan habla del amor que le tenía Jesús, jamás usa erotao, sino siempre fileo y agapao, que expresan amor de amistad. (Evangelio de San Juan: 13:23; 19:26; 20:2; 21:7; 21:20)


295. HOMOSEXUALIDAD

Los medios de comunicación nos bombardean constantemente con la idea de que ser homosexual es lo más natural, que no hay por qué reprimirse, que deben tener los mismos derechos que los heterosexuales, hasta pudiendo adoptar niños, incluso presumen de serlo. Es vergonzoso ver las manifestaciones del día del orgullo gay.

Tiene usted razón. Pero la Biblia condena repetidamente la homosexualidad. Por eso la Iglesia ha publicado varios documentos condenando la homosexualidad. Los homosexuales quieren conseguir que su anormalidad aparezca como normal. Yo suelo decir que estar orgulloso de esa anormalidad es como si el jorobado presumiera de tener joroba.

El jorobado es digno de respeto como persona, pero su joroba no es deseable. El homosexual, como persona, es digno de respeto, ¡si no ejerce! Si se domina, puede llegar a santo, que es lo más grande que se puede ser en la tierra. Pero si es un corruptor de menores es un peligro social. El homosexual debe vencer su inclinación lo mismo que tiene que vencerse el heterosexual que le gusta su vecina casada.

Decir que el homosexual tiene derecho a seguir sus tendencias es como decir que debemos dejar al cleptómano que robe, pues eso es lo que le gusta. El que pretendan tener los mismos derechos que los casados es una injusticia.

Los casados hacen un gran servicio a la sociedad proporcionándole ciudadanos. Cosa que jamás podrán hacer las uniones homosexuales. Y el que pretendan poder adoptar niños es una aberración. ¡Menudo trauma van a tener esos niños cuando vean que todos sus amigos tienen padre y madre, pero ellos son unos raros!

296. SOY HOMOSEXUAL

Estimado padre, desde los seis años descubrí el sexo con unos amiguitos más despiertos que yo. Desde entonces mi vida como homosexual ha sido un infierno, aun cuando yo siempre he tratado de ser muy discreto, ya que no me gusta dar a saber a nadie lo que soy. Tampoco soy alguien promiscuo, ni ando en la aventura buscando con quien tener relaciones sexuales. Sin embargo, me molestan mucho aquellas personas que me hablan burlonamente e insinuándome mi homosexualidad aun cuando yo trato de no dar pauta para ello. Por otro lado, hay momentos en que llegan a tanto las cosas que deseo dejar todo y buscar a alguien, ya que a veces desearía estar con alguien que me entendiera, alguien a quien le pudiera platicar mis desdichas, alguien con quien yo pudiera expresarme tal y como soy sin que me critiquen, (aun cuando como ya lo dije, yo no soy amanerado ni me gusta andar joteando). La verdad es que cuando era más chico (como 16 ó 17 años) lloraba, e incluso un día le llegue a reclamar a Dios sobre el por qué no me había cuidado para que no me ocurriera lo que me pasó, culpándome y pensando que la vida sería más distinta si eso no hubiera pasado y si yo fuera más normal. Trato de seguir mi vida conforme a lo que la Iglesia pide. Sin embargo, a veces, al entrar al internet se ven toda clase de imágenes que no dejan nada a la imaginación, y yo las veo, pero a veces no me agrada porque al confesarme tengo que decir que las vi, aunque en ocasiones no las busque a propósito. Le escribo para ver qué me puede decir usted al respecto. Mil gracias.

Comprendo perfectamente tu sufrimiento, y te felicito porque creo que tu conducta es correcta al dominar tus tendencias y no exponerlas a nadie. También comprendo tu deseo de desahogarte con alguien, pero creo que no debes hacerlo.

Sí me parece bien que lo hagas con Dios. En la naturaleza ocurren cosas que Dios permite, y sólo Él sabe la razón. Debes santificarte siendo como eres. El sacrificar tus apetencias te hace merecedor de bienes sobrenaturales. Acepta este sacrificio como otros aceptan ser jorobados o paralíticos, que eso no les impide ser santos, que es lo más importante.

297. PAREJAS DE HOMOSEXUALES

Soy homosexual. Desde hace tres años vivo con mi amigo. Nos consideramos matrimonio, por eso comulgo tranquilamente. ¿Hago mal?

Haces muy mal. Tus comuniones son sacrílegas. Confiésate cuanto antes. Que el Señor te ilumine y te ayude.

298. ATENCIÓN A LOS HOMOSEXUALES

Hola Padre. Espero esté muy bien. Lo consulto porque he leído en periódicos que el obispo de una diócesis de Coahuila, México, apoya a los homosexuales. También he leído que la Arquidiócesis de Puebla, México, da acompañamiento espiritual a homosexuales. ¿No son estas dos cosas contrarias a la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad? ¿No se corre el peligro que altos jerarcas de la Iglesia acepten el homosexualismo como algo normal y algún día la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad cambie como lo hizo en la iglesia anglicana? Gracias. Dios lo bendiga.

La doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad no puede cambiar porque se basa en la Biblia. Que los anglicanos se aparten de la Biblia no es extraño, pues también ordenaban sacerdotes a las mujeres inválidamente. El que algún obispo católico también lo haga es lamentable, pero puede pasar. En la historia se han dado casos de obispos herejes. La Iglesia Católica atiende a los homosexuales para ayudarles a vivir castamente.

299. CITAS BÍBLICAS CONTRA LA HOMOSEXUALIDAD

P. Loring: Va un índice de citas bíblicas (la saqué de una página web, pero no me acuerdo cuál, así que los autores perdonen, es un plagio involuntario). Aquí va: ¿Quién dijo que la Biblia no habla contra la homosexualidad?

"No te echarás con varón como con mujer, es abominación". (Lv 18:22).
"Si alguno se juntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre". (Lv 20:13).
"¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios". (1 Corintios 6, 9-10).
"Teniendo bien presente que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los prevaricadores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreligiosos y profanadores, para los parricidas y matricidas, para los asesinos, los adúlteros, homosexuales, traficantes de seres humanos, mentirosos, perjuros y para todo lo que se opone a la sana doctrina, según el Evangelio de la gloria de Dios bienaventurado, que se me ha confiado". (1 Timoteo 1, 9-11).
La primera página de la Biblia, en Génesis 1:27, nos enseña que Dios creó al ser humano "macho y hembra", o sea hombre y mujer, no homosexual o lesbiana. En este mismo libro sagrado, la Palabra de Dios también nos habla de la unión matrimonial entre el hombre y la mujer "en una sola carne" (Gn 2:24) y abierta a la vida (Gn 1:28). La homosexualidad no lleva a cabo ninguno de estos dos valores inherentes a la sexualidad humana, tal y como Dios la creó: la unión heterosexual en el matrimonio y la procreación. A la luz de esta visión del hombre y la mujer.

Hay otros 44 pasajes bíblicos que, directa o indirectamente, condenan las prácticas homosexuales como un pecado grave:

I. Pasajes que directamente condenan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo por ser pecaminosas en sí mismas.

1. Génesis 19:1-29 (pecado de Sodoma).
2. Levítico 18:22
3. Levítico 20:13
4. Deuteronomio 23:17-18
5. 1 Reyes 14:24
6. 1 Reyes 15:12
7. 1 Reyes 22:46
8. Jueces 19:22
9. 2 Reyes 23:7
10. Romanos 1:24-27
11. 1 Corintios 6:9
12. 1 Timoteo 1:8-10
13. 2 Pedro 2:6
14. Santiago 1:7
15. Éxodo 20:14 (incluido en Hebreos para "adulterio").

II. Pasajes que utilizan el ejemplo de lo que sucedió en Sodoma para avisar a otros y mencionan el juicio de Dios sobre la ciudad por su pecado.

16. Deuteronomio 29:23
17. Génesis 13:13
18. Isaías 3:9
19. Isaías 13:19
20. Jeremías 23:14
21. Jeremías 49:18
22. Jeremías 50:40
23. Lamentaciones 4:6
24. Amós 4:11
25. Mateo 10:15 (véase 13.2 Pedro 2).
26. Lucas 17:29

III. Pasajes que directa o indirectamente condenan el travestismo (vestirse con ropas propias del sexo opuesto).

27. Deuteronomio 22:5
28. 1 Corintios 11:14-1

IV. Pasajes sobre el matrimonio, los esposos y las esposas, el hombre y la mujer creación de Dios, etc., que tienden a condenar la transexualidad.

29. Génesis 1:27
30. Génesis 1:28
31. Génesis 2:18-24
32. Salmos 139:14
33. Marcos 10:6-12
34. 1 Corintios 3:16-17
35. 1 Corintios 6:19-20
36. 1 Corintios 7:1-4
37. 1 Tesalonicenses 5:22-23
38. Romanos 6:12
39. Filipenses 3:21
40. 1 Timoteo 5:14
41. Efesios 5:22-25

V. Pasajes que en general condenan estas actividades como pecados.

42. 1 Tesalonicenses 5:22
43. Isaías 5:20-21
44. I Pedro 2:11

300. AMOR LÉSBICO


¿Cómo ve la Iglesia católica el amor de dos mujeres como pareja? Soy una mujer desmoralizada de los hombres y siento amor por una mujer. Pienso que la amo.

Un amor de amistad entre dos mujeres no tiene nada de malo. Pero este amor no debe repercutir en los órganos genitales, pues en ese caso sería lesbiano, lo cual es inmoral.

301. AMOR DE AMISTAD

Se habla tanto de las lesbianas que dudo si yo lo seré, pues tengo un gran amor a una amiga mía, que es maravillosa.

No hay que confundir el amor de amistad con el sexo. Dos mujeres pueden amarse muchísimo, pero si este amor no repercute en contactos del aparato genital, no hay por qué preocuparse. Lo que es pecado es el uso del aparato genital fuera del matrimonio. Pero el amor de amistad está alabado en la Biblia.

302. CAMBIO DE SEXO

Querido Padre: Quiera Dios que al recibir este correo se encuentre usted muy bien. Ayer al reunirme con la comunidad Cristo Rey, fundada por el Padre Torres Prado, donde usted es muy conocido y respetado, empecé a comentar con un religioso lo que está sucediendo aquí en Argentina. Sucede que se ha votado una ley que autoriza a los adolescentes de 16 años, sin autorización alguna de sus padres o del estado, que pueden cambiar de género "por haber nacido en un cuerpo equivocado", tal cual como lo leyó, es decir, un adolecente que se llama Pedro, al otro día, si lo desea, se llamará Pamela. De ahí que en la conversación el religioso me dice: ¿qué opinará el Padre Loring? Es por eso que le escribo esperando un comentario suyo.

Eso es un disparate. Lo primero que eso puede ser un capricho pasajero, y después arrepentirse de lo hecho. Y segundo que el sexo lo determina Dios con los cromosomas xy y xx. Y los hombres no podemos cambiar la naturaleza.

303. ACTOS IMPUROS

Si la Biblia prohíbe el adulterio y la fornicación, ¿por qué la moral católica también prohíbe la masturbación?

Aunque la traducción latina pone "fornicación", la palabra griega que San Pablo pone seis veces es porneia, que significa "actos impuros".

Nota seleccionada para el  blog del Padre Fabián Barrera
Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares