Traduce esta página /Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Señor, te doy gracias por todo lo bueno que siempre haces en mi vida. y por todas las fuerzas que me das cuanto siento que voy a caer y saldré derrotado. Tu poder misericordioso me levanta en victoria, porque no hay problema, dificultad o situación complicada que se resista a tu fuerza. Creo firmemente que de Ti me vienen todas las gracias con las que salgo a dar la batalla por la paz y la alegría, porque la esperanza quede sembrada y fija en mi corazón. Gracias por ser el aliento de mi vida y ayudarme a librarme de los peligros que quieren apartarme de Ti. Pongo en tus manos todos mis proyectos y todo en lo que en estos momentos voy a realizar. Amén

Biblias en español buenas y malas

Un listado de las traducciones que más frecuentemente podemos encontrar en las librerías. // Autor: Padre Lucas Prados | Fuente: AdelanteLaFe.com

Hay personas que compran una Biblia más por la presentación que por el contenido. Es muy importante saber si la Biblia que compramos es católica y fiel al original, tanto en el texto de la traducción como en las introducciones a cada libro y en sus notas.

Ofrecemos un listado de las traducciones que más frecuentemente podemos encontrar en las librerías con una breve anotación respecto a sus características más importantes.

El criterio genérico de que "Las Biblias después de 1960 son malas" no es correcto, ya que han salido buenas traducciones con excelentes comentarios posteriores a este año. Sí es verdad que la mayoría de estas Biblias posteriores a esa fecha son de tinte modernista y desvirtúan la divinidad de los libros sagrados; por lo que tendremos que tener cuidado cuando compremos una Biblia y fijarnos tanto de la versión de la Biblia como del año de la edición que fue hecha.


Por ejemplo: La Biblia de Nácar-Colunga suelen ser bastante buenas en sus versiones anteriores al 1960; en cambio, después de esa fecha ya tienen connotaciones modernistas.

Primero de todo, para saber si una Biblia es católica tenemos que mirar en la contraportada del libro y buscar el "Nihil Obstat" y el "Imprimatur" con el sello o firma de alguna autoridad católica competente (obispo, censor…). Ahora bien, no todas las Biblias que llevan el Imprimatur son realmente fieles al original. Pero si no lo lleva sabremos que no es católica. Además tendremos que buscar si es fiel. Dado que no todo fiel católico tiene la ciencia suficiente para poderlo saber por sí mismo, damos aquí una lista de las malas y las buenas biblias que se pueden encontrar en las librerías. Esta lista no es exhaustiva.

Malas Biblias en español

Biblia Latinoamérica, Latinoamericana o Biblia pastoral: Es una traducción socialista con comentarios a favor de la Teología de la liberación. Es totalmente desaconsejable.
Biblia de América: Es un esfuerzo fallido por contrarrestar a la Biblia Latinoamérica. Es modernista. Es desaconsejable.
Biblia del Pueblo de Dios: Es una edición argentina muy popular pero con una traducción pésima y tendenciosa. Es desaconsejable.
Biblia versión Popular "Dios Habla Hoy": De origen protestante y sin notas católicas. Es totalmente desaconsejable.
Biblia en Lenguaje actual: Es igualmente una traducción protestante. Es totalmente desaconsejable.
Biblia católica para jóvenes: El texto está tomado de la Biblia de América. Las reflexiones no tienen una doctrina clara, y además son ecuménicas y ambiguas. Es desaconsejable.
Biblia católica para la Familia: Texto Biblia del Pueblo de Dios. Reflexiones e introducciones contrarias a la Tradición cristiana y a la interpretación clásica de las Escrituras. Es desaconsejable.
Nueva Biblia de Jerusalén: Texto totalmente diferente al de la antigua edición. Cuestiona los dogmas y la historicidad del texto sagrado. Es desaconsejable.
Biblia del Nuevo Milenio Ecuménica: Pone en duda la historicidad de la Biblia y sus notas son cuestionables y ambiguas. Totalmente desaconsejable.
Biblia Ecuménica: En colaboración con protestantes. No tiene notas dogmáticas, la traducción y los comentarios están hechos en base a compromisos doctrinales con los protestantes, por lo que es totalmente desaconsejable.
"La Biblia. Palabra de Dios" es la traducción de la Biblia de Editorial Paulinas. Es una Biblia ecuménica, ya que es el fruto del esfuerzo conjunto de Paulinas y Sociedades Bíblicas Unidas. Es totalmente desaconsejable.
Buenas Biblias en español

"Sagrada Biblia" de Nacar-Colunga ediciones desde el 1944 hasta 1957. Las posteriores a 1960 ya tienen comentarios modernistas.
"La Sagrada Biblia" de Bover – Cantera – Edición del 1947: muy buena
"Sagrada Biblia" de Cantera- Iglesias – Edición del 1975: muy buena la traducción del original. Buena para estudiar la Biblia seriamente.
"Biblia de Jerusalén": la del 1973 es bastante fiel, aunque es inferior a la traducción original en francés. A partir del 1998 el texto y las notas tienen tintes modernistas. Las introducciones de los libros y las notas tienden a negar la historicidad de los Evangelios y reducirlo todo a folclore y leyenda.
"Biblia de Navarra": muy buena en su conjunto. Tanto el texto como las introducciones y las notas.
"Biblia Platense o Comentada de J. Straubinger": Es una buena traducción de la Sagrada Escritura, aunque realizada en la primera mitad del siglo XX (acabó de traducirla en 1951). La traducción muestra la influencia de la Vulgata, a la que el autor expresamente dice seguir para los textos del Antiguo Testamento que no se encuentran en hebreo. Para los demás textos del Antiguo Testamento sigue la recensión del texto masorético. El autor dice también que tuvo en cuenta las traducciones de Nácar y Colunga y de Bover y Cantera. Tiene la lógica ausencia de las correcciones y mejoras que se introdujeron con la edición de la Neo—Vulgata (1979). Con todo es un texto realizado con minuciosidad, con buena crítica textual y una exégesis muy sólida. El estilo es correcto.
Parte de la información que aquí aparece está tomada de juanstraubinger.blogspot.com.ar

Criterios básicos para determinar la calidad de una traducción de la Biblia:

Intentar que sea lo más fiel posible a los originales hebreo, arameo y griego. Ante la dificultad que supone el desconocimiento de esas lenguas, acudir a alguna traducción que haya intentado esa fidelidad, aún a costa del estilo castellano elegante. Es el caso de la traducción de Cantera e Iglesias.
Contrastar la traducción con la traducción oficial de la Iglesia Católica: Nova Vulgata
Comprobar que tiene el nihil obstat y el imprimatur de la autoridad eclesiástica correspondiente. Últimamente se encuentran muchas traducciones sin las mismas.
Evitar las traducciones ecuménicas, incluso cuando colaboran partes católicas.
Rechazar las traducciones protestantes. Algunas buenas ediciones, sobre todo críticas, deben ser reservadas para especialistas.
Comprobar pasajes claves, que pueden ser fácilmente manipulados para "acercar"" los textos a teologías rechazables como la protestante, las de la liberación (sobre todo en Sudamérica) o las de tipo Neo–Modernista:
Los pasajes marianos.
Los pasajes vinculados a los sacramentos.
Los pasajes referentes al Primado de San Pedro.
Textos sobre la justificación por la fe y las obras.
El prólogo del Evangelio de San Juan.
Los textos de la Resurrección del Señor.
Textos re–interpretables en clave revolucionaria.
Evitar las traducciones que buscan un lenguaje tan cercano al de la calle que resultan chabacanas y falsas.
Recomendación:

Ante la dificultad de encontrar una buena traducción, es aconsejable que se tengan a la vista varias buenas traducciones, para contrastar los versículos o pasajes que puedan ser dudosos. En particular, convendría tener a la vista, en un estudio sereno de la Biblia:


La Nova Vulgata.
La Traducción de Cantera e Iglesias.
La Biblia de Navarra.
Es conveniente alguna traducción más antigua, como las de Bover—Cantera; Nacar–Colunga (ed. Anterior a 1965); la de Straubinger. Sobre todo por las notas de tipo dogmático.
Addendum: Para aquellos que se manejen con la informática decirles que hay tres programas informáticos muy buenos para el estudio de la Biblia: Hay dos programas que están hechos por los protestantes, pero obviando las Biblias propias de ellos, hay también algunas Biblias católicas, aunque muy pocas en español. Los programas se llaman: Logos y Bibleworks. Ambos programas son de pago. Hay sin embargo un programa gratuito muy bueno que se llama e-sword. Desde el punto de vista informático es inferior, pero a su favor tiene que vienen incluidas Biblias en español muy buenas. Este programa tiene muchas Biblias, unas católicas y otras no, pero entre las católicas en español tienen: La Biblia Nácar-Colunga, edición del 1944 y la Biblia de Navarra que son excelentes. La Biblia de Nácar-Colunga (1944) es prácticamente imposible de encontrar, por lo que esta versión es un tesoro. En cuanto a la Biblia de Navarra, es fácil de encontrar, pero es un poco cara.


También te podría interesar:

Reglas católicas para la lectura de la Sagrada Escritura
¿Cómo estudiar la Biblia?
Pasos para hacer una lectura espiritual con la Biblia.
¿Por qué los católicos no usan la Biblia en la Misa?

Nota seleccionada para el  blog del Padre Fabián Barrera
Publicar un comentario

Entradas populares